Estas son las pantallas táctiles que permiten jugar al volante y por las que Tesla se enfrenta a una investigación

Jugar mientras se conduce puede desencadenar un accidente mortal.

tesla
iStock

En Estados Unidos, un comité regulador que se encarga de la seguridad vial ha iniciado una investigación que concierne a más de medio millón de vehículos Tesla que están equipados con pantallas táctiles en el navegador, ya que dichas pantallas permiten a los conductores iniciar aplicaciones externas a las del coche, como juegos o reproducción de vídeo y audio. El comité defiende que estas pantallas suponen un riesgo máximo para los conductores, ya que aumentan las posibilidades de distraerse al volante, lo que puede acarrear graves accidentes de tráfico.

Jugar mientras se conduce

Esta investigación sigue una queja presentada por un usuario que descubrió que podía iniciar juegos en la pantalla táctil mientras conducía. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EEUU (NHTSA) está analizando unos 580.000 Tesla Modelos 3, S y X fabricados desde 2017 hasta el día de hoy, y que llevan incorporadas este tipo de pantallas táctiles.

Tesla aún no ha respondido a la investigación.

La función bajo escrutinio se llama Passenger Play y permite a los usuarios jugar en la pantalla táctil de su automóvil. La compañía advierte que jugar en movimiento es "solo para pasajeros" y solicita confirmación por parte de los ocupantes antes de permitir e iniciar cualquier juego o aplicación, pero esto no impide que el propio conductor pueda iniciar un juego en la pantalla táctil mientras conduce, algo que supone un gravísimo fallo de seguridad por parte de Tesla, que de momento no ha hecho declaraciones con respecto a la investigación que se está llevando a cabo en su contra.

Sin embargo, la NHTSA ha señalado que Passenger Play "puede distraer al conductor y aumentar el riesgo de tener o provocar un accidente". Además, agregó que la función había estado disponible desde diciembre de 2020. Anteriormente, la función del juego solo estaba habilitada cuando el vehículo se encontraba en modo de estacionamiento, es decir, aparcando.

A principios de este mes, la propia NHTSA informó de que  al menos 3.142 muertes en la carretera en 2019 se atribuyeron a conductores distraídos. Las pautas publicadas por la agencia en 2013 recomiendan que los dispositivos en el vehículo se diseñen de manera que el conductor no pueda usarlos "para realizar tareas secundarias que distraen intrínsecamente mientras conduce".

El mes pasado, un propietario de Tesla, Vince Patton, de Oregon, vio un video en YouTube que destacaba cómo los conductores podían usar Passenger Play mientras se encontraban al volante. Aunque, en realidad, con esta aplicación el conductor no solo puede jugar, sino que se le permite acceder a varias funciones que pueden distraerlo de la carretera y verse implicado en un grave accidente.

Después de probarlo en un estacionamiento y descubrir que de hecho podía jugar varios juegos mientras conducía, este hombre presentó una queja ante la NHTSA, describiendo la función como "negligente e imprudente". Es por este motivo por el que el comité ha iniciado la investigación, aunque de momento Tesla ha rehusado hacer cualquier tipo de declaración a través de redes.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo