Esta es la polémica que ha obligado a Ubisoft a trasladar su famoso evento de e-sports

El gigante de los videojuegos ha tenido que modificar su itinerario a última hora.

La compañía de desarrollo de videojuegos Ubisoft se ha visto obligada en las últimas semanas a trasladar de ubicación un famoso evento de e-sports (videojuegos de deportes) tras las numerosas protestas de la comunidad gamer que no aprueban que el acontecimiento se vaya a celebrar en los Emiratos Árabes Unidos, un país dictatorial donde se violan sistemáticamente los derechos de las mujeres y de la comunidad LGTBIQ+

En contra de que se celebre en Emiratos Árabes Unidos

Una petición firmada por más de 13.000 usuarios enumeraba las constantes agresiones a los derechos de estos colectivos, y pidió que la compañía rechazase celebrar allí su evento para no contribuir al blanqueamiento de una satrapía fundamentalista religiosa. La empresa organiza tres torneos Rainbow Six Siege cada año, y ha asegurado que tras el malestar suscitado en su comunidad de fans, trasladará el Six Major de agosto de 2022 a otra región de esports de Rainbow Six, con la ubicación exacta aún por determinar.

En un tuit publicado en el perfil oficial de esports de Rainbow Six, Ubisoft explicó que había escuchado "alto y claro que los miembros de la comunidad internacional de Siege cuestionen esta elección [de celebrar el evento en Emiratos Árabes Unidos]". Inicialmente, la compañía defendió la decisión de organizar el evento en el país, anunciada el domingo 20 de febrero, diciendo que había mantenido amplias conversaciones con el gobierno local, los socios comerciales y empresariales y los equipos de la región participantes en el evento para garantizar que "cualquiera de todas las identidades de género, orientaciones sexuales, antecedentes culturales, u otros rasgos individuales fueran bienvenidos".

Sin embargo, esto no fue suficiente, y la comunidad estalló en cólera contra la compañía y su decisión de llevar el evento al país árabe. Uno de los principales títulos de deportes electrónicos, con más de 70 millones de jugadores registrados en todo el mundo, Rainbow Siege tiene personajes homosexuales, y hay miles de jugadores profesionales a lo largo y ancho del planeta que han cargado especialmente contra la decisión de que el torneo se organice en país donde la homosexualidad es un delito castigado con castigos físicos y penas de cárcel.

Las excusas de Ubisoft no han convencido

En un comunicado publicado en su página web, Ubisoft dijo: "Queremos enfatizar que la seguridad y el bienestar de los participantes y el personal de nuestro evento es siempre nuestra principal preocupación, y estamos orgullosos de lo que representa Rainbow Six Siege como un mundo donde la diversidad, la inclusión y la aceptación están en su núcleo”. Más tarde, la compañía agregó que había "tomado la decisión de trasladar el Six Major de agosto de 2022 a otra región de Rainbow Six Esports".

Ubisoft también dijo que seguiría desarrollando y estructurando sus actividades competitivas en MENA, a través de activaciones y torneos locales y regionales. No es el primer evento de e-sports que acarrea problemas debido a los lazos con los países más autoritarios de Oriente Medio. En julio de 2020, el Campeonato Europeo de League of Legends (LOL) de Riot Games finalizó su asociación con Neom, la ciudad inteligente de Arabia Saudí, menos de un día después de anunciar el acuerdo. El vínculo fue fuertemente criticado debido a las leyes anti-LGBTQ+ de Arabia Saudí, y muchos fans afirmaron que boicotearían el torneo si finalmente se celebraba allí.

Continúa leyendo