Esta es la cámara inspirada en los extintos trilobites que puede enfocar de cerca y de lejos al mismo tiempo

Esta tecnología revolucionará la manera de grabar y hacer fotos.

Aproximadamente 400 millones de años antes de que se inventasen las gafas de vista, los extintos trilobites ya tenían incorporadas unas muchísimo mejores. La criatura marina no solo podía ver cosas tanto de cerca como de lejos, sino que también podía ver ambas distancias enfocadas al mismo tiempo, una habilidad impensable para el ojo humano y la mayoría de cámaras de vídeo y fotos.

Hasta ahora. Inspirada en los ojos de aquellos prehistóricos trilobites, un nuevo prototipo de cámara puede enfocar simultáneamente dos puntos en cualquier lugar entre tres centímetros y casi dos kilómetros de distancia, tal y como han informado los creadores del invento en la prestigiosa publicación científica Nature Communications.

Enfoca a la vez de lejos y de cerca

Para imitar la capacidad de los trilobites, el equipo construyó un metalens, un tipo de lente plana formada por millones de nanopilares rectangulares de diferentes tamaños dispuestos como las hileras de edificios en un plano urbano. Los nanopilares actúan como obstáculos que desvían la luz de diferentes maneras según su forma, tamaño y disposición. Los investigadores colocaron los pilares de modo que parte de la luz viajara a través de una parte de la lente y otra luz a través de otra, creando dos puntos focales diferentes.

Para usar el dispositivo en una cámara de campo de luz, el equipo construyó una matriz de metalenses idénticos que podían capturar miles de imágenes diminutas. Cuando se combinan, el resultado es una imagen enfocada de cerca y de lejos, pero borrosa en el medio. Luego, los bits borrosos se agudizan con un software de aprendizaje automático que elimina los píxeles y las zonas borrosas, dando como resultado final una imagen nítida.

Mayor profundidad y calidad

Lograr una gran profundidad de campo puede ayudar al software a recopilar información para mejorar la calidad de fotografías posteriores. Las imágenes estándar no contienen información sobre las distancias a los objetos en la foto, pero las imágenes en 3D sí. Así que cuanta más información de profundidad se pueda recoger, mucho mejor.

El enfoque de esta nueva cámara basada en los ojos de los trilobites no es la única forma de aumentar el rango de agudeza visual. Otras cámaras que utilizan métodos menos sofisticados han logrado una profundidad de campo similar, aunque nunca han conseguido el enfoque simultáneo de cerca y de lejos. Por lo general, las cámaras convencionales contienen una serie de diminutas lentes de vidrio de tres tipos diferentes que funcionan en conjunto, y cada tipo está diseñado para enfocar la luz desde una distancia particular, pero nunca de forma simultánea.

La cámara trilobite también usa una serie de lentes, pero todas las lentes son iguales, cada una capaz de hacer todo el trabajo de profundidad de enfoque por sí sola, lo que ayuda a lograr una resolución ligeramente más alta que usando distintos tipos de cristales.

REFERENCIAS:

Nature Communications (estudio).

Continúa leyendo