¿Es mejor una pantalla 8K que una 4k? Te explicamos por qué no debes comprarte una

No malgastes tu dinero.

Las teles 8K ya están aquí. Tienen cuatro veces la resolución de los televisores Ultra HD 4K estándar, y puedes comprar modelos en diferentes tamaños de varias marcas, incluidas Samsung, Sony, LG y TCL. Como cabría esperar de la tecnología de vanguardia con más de 30 millones de píxeles, los precios son bastante elevados. En la mayoría de los casos, los televisores 8K cuestan más que un televisor 4K de alta gama  y quizás de mayor calidad.

Entonces, ¿deberías considerar comprarte un televisor 8K? ¿Son los mejores televisores que existen? En una palabra: No. En dos palabras: Todavía no. Es mejor que te pilles un televisor 4K de alta calidad por mucho menos dinero, y que probablemente se verá mejor. Dicho esto, el 8K está aquí y ha venido para quedarse, por lo que vale la pena echar un vistazo más de cerca a esta tecnología.

¿Qué es el 8K y por qué es peor que una tele en 4K?

Un HDTV tradicional de hace unos años tiene una resolución de 1080p, lo que significa que tiene 1.920 píxeles en horizontal y 1.080 en vertical. Muchos proyectores de cine digital, los que se encuentran en las salas de cine, tienen una resolución de 2.048 x 1.080. Debido a que es común en la jerga del cine referirse solo a la resolución horizontal, lo llaman "2K", pero es básicamente lo mismo que el HDTV 1080p que tienes en tu casa.

El término 4K también proviene del cine digital, con una resolución horizontal de 4.096, por lo tanto, 4K. Sin embargo, en el lado de la televisión, las eficiencias de fabricación significaron que obtuvimos el doble de las resoluciones horizontal y vertical de la HDTV de 1080p, es decir, 3,840x2,160 píxeles. Todo el mundo lo llama coloquialmente 4K, aunque el término técnico es Ultra HD. Tiene cuatro veces más píxeles que 1080p HD.

Lo que nos lleva al 8K. Esto es el doble de resolución horizontal y vertical de 4K, para la friolera de 7,680x4,320 y 33,177,600 píxeles en total. No solo es cuatro veces la resolución de 4K, es una increíble cantidad de 16 veces más píxeles que 1080p. O para decirlo de otra manera, puedes colocar 16 videos de 1080p de resolución completa en una pantalla de 8K al mismo tiempo sin que se pierda calidad.

El ojo humano tiene un límite

Una cosa que debes buscar en los nuevos televisores 8K: que tengan el logotipo oficial y las especificaciones bien claras y a la vista Esto va más allá del recuento de píxeles sin procesar para ayudarte a encontrar televisiones que funcionen al menos con unas ciertas garantías.

Con los televisores 4K existe un punto de rendimiento decreciente cuando se trata de resolución. El ojo humano solo puede ver una cantidad limitada de detalles, y los píxeles adicionales más allá de lo que puede procesar, básicamente se desperdician. Para obtener resoluciones más altas con píxeles proporcionalmente más pequeños, debes sentarse más cerca, comprarte una tele más grande, o las dos cosas a la vez.

Continúa leyendo