Elon Musk insinúa que los robots serán un negocio mucho mayor que el de los coches Tesla

La compañía ya piensa en su modelo de negocio para el futuro.

A Elon Musk le gusta tener un tema en el que enfocarse y focalizar todas sus energías, y después de las naves espaciales, este 2022, parece que ese tema podrían ser los robots. En una junta de accionistas de Tesla celebrada unas semanas, Musk les dijo a los inversores que, con el tiempo, sus planes para fabricar robots tenían el potencial de ser más significativos que el negocio de los coches eléctricos.

Cambiar coches eléctricos por robots humanoides

El robot en cuestión, parte de un proyecto denominado Optimus, fue presentado el año pasado, para el asombro de los asistentes y de toda la comunidad que siguió el evento a través de la red, por un humano con un traje de robot que bailaba en el escenario. Por supuesto, la actuación se hizo viral, con miles de visitas en el vídeo y un montón de memes.

El Tesla Bot, como se lo denominó, usaría los mismos sistemas de inteligencia artificial que ayudaron a impulsar los vehículos Tesla, dijo Musk en el evento en agosto pasado, pero reconoció que aún no se ha fabricado ningún prototipo. También dijo que el robot, que se planea que mida aproximadamente 1,75 metros de altura, tendría una pantalla en su cara y podría levantar más de 100 kg de peso y moverse a aproximadamente 5km por hora, la velocidad media del paso normal de los humanos.

Seria escasez de mano de obra

Esta misma semana, Musk le ha comunicado a los inversores que la primera aplicación del robot humanoide sería desarrollada en una planta de Tesla moviendo partes alrededor de la fábrica y adaptando la maquinaria de la construcción de coches a la construcción de robots. Sin embargo, en el futuro, Musk ve a sus robots como la solución perfecta para paliar la escasez de mano de obra que asegura que está golpeando el sector de los coches eléctricos (de los suyos al menos).

A finales del pasado enero, Musk tuiteó que la inteligencia artificial de Tesla podría desempeñar un importante papel en AGI (inteligencia general artificial), dado que está desarrollada y testada en el mundo real, y por lo tanto podrá aplicarse a sus robots Optimus. AGI se refiere a la capacidad de una máquina para aprender o comprender las tareas que actualmente realizan los humanos. Musk advirtió previamente que la IA corre el riesgo de acabar con la civilización humana. Y en el mismo hilo de Twitter, agregó que el control descentralizado de los robots será fundamental para el desarrollo y la evolución de los humanos.

Inteligencia desarrollada

Algunos expertos en robótica e inteligencia artificial aseguran que ajustar la AGI es un problema excepcionalmente difícil. La idea de que se pueda descifrar AGI porque se ha creado un coche sin conductor es absurda, afirman los más críticos con los planes de Musk.

Google y Facebook han contratado a los mejores investigadores de inteligencia artificial del mundo y la idea de que Musk pueda entrar y resolver el problema a la primera es extremadamente arrogante.

Continúa leyendo