Elden Ring es un juego mucho más grande de lo que pensabas

Si eres fan de Dark Souls y El Señor de los Anillos, este es tu juego.

El mundo de Elden Ring, cuyo lanzamiento está siendo todo un éxito de ventas y de crítica, se divide en seis zonas distintas, cada una con sus propias mazmorras e hilos argumentales. Los jugadores experimentados de títulos similares como Dark Souls, sabrán que aprender a controlar al personaje y exprimir cada uno de sus movimientos puede llevar cientos de horas, por lo que al principio básicamente pasarás la mayor parte del tiempo muriéndote.

Para los no iniciados, Elden Ring es la última versión de FromSoftware. Conocido por crear juegos tan difíciles como Dark Souls y Sekiro: Shadows Die Twice, Elden Ring es probablemente el título más ambicioso que el desarrollador ha producido hasta la fecha. Alejándose de las configuraciones cerradas e interconectadas de los juegos anteriores, este es el primer juego de FromSoftware que se aventura en un mundo abierto, trayendo consigo su juego desafiante e intransigente.

Un mundo abierto lleno de posibilidades

Similar a juegos como Skyrim o The Witcher III, Elden Ring es un juego de rol abierto en el que viajas a través de un gran mundo lleno de monstruos, personajes amigables y no tan amigables, y una gran cantidad de tesoros para descubrir. La experiencia enfatiza la libertad de exploración, permitiéndote perderte en un mundo donde puedes descubrir la historia y construir tu personaje a tu propio ritmo.

Para este juego, los desarrolladores han mejorado el motor de movimientos, dándole a tu personaje unas habilidades mucho más realistas, pero que a veces también puede resultar un plus de dificultad cuando quieras correr, saltar, sacar tu espada o cambiar de arma rápidamente para eliminar a los múltiples enemigos que te encontrarás a lo largo del extenso mapa del juego.

Pero en Elden Ring, tu personaje puede ser asesinado fácilmente por enemigos y trampas, lo que te envía de regreso a tu último punto de guardado, sin el dinero ni la experiencia que tanto te costó ganar. La única forma de recuperarlo es volver sobre tus pasos para recoger los recursos perdidos sin morir.

Este modelo de vivir, morir y repetir no es novedoso para los videojuegos, pero Elden Ring, que comparte ADN con Dark Souls, enfatiza que cada muerte que experimentas es importante. Es un juego que te anima a aprender de cada muerte, pero esas muertes invariablemente hacen que atravesar el universo de Elden Ring consuma más tiempo.

Un juego larguísimo, con un montón de misterios por descubrir

Para juegos como Elden Ring, se espera que tengas que invertir mucho tiempo y paciencia. Es un viaje difícil plagado de enemigos astutos y trampas despiadadas, pero superar esos grandes retos con tu personaje puede generar sentimientos espectaculares de satisfacción y logro (si no lo consigues también puedes sentirte frustrado, pero eso es normal). Sin embargo, ese impulso para expandir tu arsenal de armas y habilidades para prepararte de cara al próximo enemigo peligroso te mantendrá con la adrenalina a tope.

Como uno de los juegos más esperados de 2022, Elden Ring logra ofrecer un mundo intrigante para explorar y combatir que hará que sonrías con satisfacción cuando elimines a los enemigos más difíciles. El viaje es mucho más largo de lo que probablemente piensas que es. Pero vale la pena invertir tu tiempo en descubrirlo.

Continúa leyendo