El Pentágono prueba con éxito su ejército de microdrones

Muchos opinan que estos microdrones serán la próxima arma a emplear contra terroristas.

¿Herramientas de vigilancia o armas?

 

Los estrategas militares tienen grandes esperanzas en estos enjambres de drones puesto que, además, serían baratos de producir y capaces de confundir las defensas de los oponentes con su gran número, así como bloquear las señales de radar. Como ejemplo, estos dispositivos podrían ser utilizados como un enjambre de cámaras espía para perseguir a los terroristas que tienen la intención de huir.

 

La prueba del enjambre de microdrones más grande del mundo tuvo lugar en octubre en California (EE. UU.) e incluyó a 103 microdrones tipo Perdix que miden alrededor de 16 centímetros de largo y están equipados con transmisores de radio, receptores y cámaras. Fueron lanzados en tres aviones de combate F / A-18 Super Hornet, según comunicó el Pentágono.

 

"Los microdrones demostraron comportamientos avanzados de enjambre como la toma de decisiones colectivas, la formación adaptativa y la auto-sanación", informa el Pentágono.

 

Originalmente diseñados por estudiantes de ingeniería del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en 2013, estos microdrones Perdix conforman un organismo colectivo, que comparte cerebro para la toma de decisiones y que se adaptan los unos a los otros como los enjambres de la naturaleza.

 

"Debido a que cada Perdix se comunica y colabora con cualquier otro Perdix, el enjambre no tiene líder y puede adaptarse fácilmente a los drones que entran o salen del equipo", aclara William Roper, director de la Oficina de Capacidades Estratégicas del Pentágono.

 

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS