El híbrido 4x4 de Toyota

Si buscas información sobre un SUV, y además sientes curiosidad por un Toyota híbrido, RAV4 hybrid es una opción muy acertada.

Una de las principales ventajas es su tracción total AWD que cuenta con un segundo motor eléctrico que se sitúa en el eje posterior, lo que le permite la tracción a las cuatro ruedas E-Four.

E-Four no es como cualquier otro sistema de tracción 4x4. En un vehículo tradicional de tracción total, el movimiento hacia las ruedas traseras se transmite mediante el llamado árbol de transmisión. Es un tubo metálico que va desde el motor (situado en casi todos los coches delante) hasta el eje trasero. A esta mecánica tradicional se añade una innovación: una caja de transferencia, que une el motor con ese árbol de transmisión, y todos los elementos mecánicos necesarios para realizar esa ‘conexión física’ entre los dos ejes.

Más agarre

La tracción 4x4 E-Four del RAV4 hybrid aprovecha de la forma más inteligente la tecnología híbrida de Toyota, con un resultado innovador, que mejora las prestaciones de un sistema de tracción total tradicional en todos los aspectos. ¿Y cómo lo hace? La solución es sencilla y forma parte del propio sistema híbrido: un segundo motor eléctrico en la parte posterior, que sirve para mover exclusivamente las ruedas traseras, cuando es necesaria mayor capacidad de tracción. Esto se traduce en mayor agarre.

 

 

Además, en el  nuevo RAV4 hybrid te encontrarás con acabados que incluyen faros LED, climatizador bizona, cámara de visión trasera cruise control, sistema multimedia Toyota Touch 2, equipo de sonido de 6 altavoces… y muchas más opciones que aumentan hasta el sistema de navegación GO, que incluye la opción Executive.

Otros dato importante es que consume tan solo 4,9 litros cada 100 kilómetros, emitiendo CO2 desde 115g/km.

Continúa leyendo