El futuro de la energía fotovoltaica con paneles flexibles y adhesivos

Una startup alemana está revolucionando el sector al desarrollar nuevos tipos de paneles fotovoltaicos que pueden ser colocados en cualquier lugar, al adherirse a todo tipo de materiales, desde hormigón a metal, pasando por vidrio u otros soportes. Además, se caracterizan por ser flexibles.

Paneles solares flexibles
Foto: Heliatek

Los paneles solares convencionales tienden a pesar hasta 25 kilos, y además generan enormes cantidades de calor, lo que limita el número de estructuras, principalmente edificios, que pueden instalarlos y acomodarlos.

Pero, ¿qué ocurriría si los techos de las escuelas, las paradas de autobús o incluso la mayoría de los edificios fueran capaces de producir energía? Podríamos imaginarnos, por ejemplo, que todas las superficies expuestas al sol pudieran generar electricidad.

Lo cierto es que este es el sueño de Heliatek, una startup alemana que ha desarrollado unos paneles fotovoltaicos que, al menos, podría acercar esta posibilidad en un futuro no muy lejano. Y es que consisten en unos paneles fotovoltaicos autoadhesivos flexibles, que pueden ser colocados en cualquier lugar, y llevar, en definitiva, la producción de la energía solar a una nueva dimensión.

Paneles solares autoadhesivos
Foto: Heliatek

Estos paneles solares se caracterizarían por ser totalmente orgánicos, flexibles y autoadhesivos, por lo que pueden ser instalados en prácticamente cualquier lugar, incluso en lugares donde las diferentes soluciones fotovoltaicas existentes hasta el momento no podrían.

La solución propuesta por esta marca no supera los pocos gramos de peso, y es capaz de producir hasta 85 vatios por metro cuadrado de superficie

Han sido construidos mediante nanomoléculas de carbono, las cuales han sido depositadas sobre una película de polietileno, capaces de transformar la luz en electricidad. Es más, una de sus principales ventajas es que estos paneles requieren de poco mantenimiento, son enormemente sencillas y simples de instalar, y son muy resistentes a la intemperie.

Como vemos, las posibilidades son en realidad infinitas, puesto que prácticamente cada superficie expuesta al sol (paredes, edificios, marquesinas, vehículos…) podría llegar a convertirse en una fuente de energía mediante la instalación de estos paneles adhesivos y flexibles.

Como ya te hemos mencionado en diferentes ocasiones, las energías renovables representan en la actualidad solo el 2 por ciento de la producción mundial de electricidad, mientras que los combustibles fósiles todavía continúan emitiendo una enorme cantidad de gases de efecto invernadero, lo que acelera el calentamiento global. 

De hecho, los científicos han fijado el punto de no retorno para el año 2030, momento en el que se cree podría superarse la marca de 1,5 ºC. De acuerdo a los expertos, si tenemos en cuenta que un aumento de la temperatura de entre 1 a 2 ºC podría ser suficiente para desencadenar una cascada de desastres, es evidente que hay mucho por hacer, ya que el tiempo avanza y no se detiene.

En este sentido, la marca Heliatek contribuiría a una transición energética sostenible gracias a haber inventado el futuro del panel fotovoltaico, fácil de instalar, flexible y, además, autoadhesivo, ampliando muchísimo las posibilidades de colocación en áreas donde hasta ahora no era viable.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo