El chip de Neuralink podría implantarse en humanos en 2022

Elon Musk afirma que las pruebas en monos han sido exitosas, lo que demuestra que el chip es seguro. Estas serían sus aplicaciones.

 Neuralink, el chip de inteligencia artificial que ayudará a los humanos en muchos aspectos, como restaurar la funcionalidad de todo el cuerpo a alguien que tiene una lesión en la médula espinal, estará disponible para ser colocado dentro de los humanos a partir de 2022, según afirmó el CEO de Tesla Motors (TSLA) Elon Musk y cofundador de la empresa de tecnología de interfaz cerebro-máquina.

El chip está pendiente de la aprobación de la FDA para convertirse en el primer dispositivo implantado en humanos que podrá restaurar la funcionalidad de todo el cuerpo en personas con lesiones en la médula espinal. Musk afirmó que los puntos de referencia que utiliza su empresa son mucho más altos que los estándares de la FDA.


"Creo que tenemos una oportunidad, y enfatizo una oportunidad, de poder permitir que alguien que no puede caminar o usar sus brazos pueda caminar de nuevo de forma natural", dijo en una entrevista.

 

¿2022 no es muy pronto?

La fecha, que parece notablemente cercana para algo que aún nos suena a ciencia ficción, pero Musk espera comenzar las pruebas en humanos este año próximo.


El dispositivo supuestamente permitirá a los pacientes sin control sobre sus extremidades, interactuar con dispositivos digitales con tecnologías similares, lo que hará que los tetrapléjicos puedan ordenar compras, comunicarse con amigos y navegar por la web directamente con ondas cerebrales.

“Esperamos tener esto en nuestros primeros seres humanos, que serán personas que tengan lesiones graves de la médula espinal como tetrapléjicos, tetrapléjicos, el próximo año, pendiente de la aprobación de la FDA. Creo que tenemos la posibilidad de permitir que alguien que no puede caminar o usar los brazos pueda caminar de nuevo, pero no de forma natural", aclara Musk.

 

El sistema de Neuralink se compone de un chip informático conectado a pequeños hilos flexibles que un robot 'parecido a una máquina de coser' cose en el cerebro. Los electrodos luego se conectan a una matriz más grande llamada Link, que puede procesar, estimular y transmitir señales neuronales. Se carga mediante carga inalámbrica desde el exterior de la cabeza y se conecta de forma inalámbrica.

Musk dice que la tecnología, que implica quitar un trozo del cráneo para instalar los electrodos, dejando solo una pequeña cicatriz, ha demostrado ser segura en el cerebro y se puede eliminar fácilmente, por lo que lo único que detiene a Neuralink de los ensayos en humanos es la aprobación de la FDA. También reveló que la tecnología podría convertirse en una interfaz cerebral completa en solo 25 años, lo que permitiría la 'simbiosis' entre humanos e IA.

Neuralink no es la única empresa que desarrolla un dispositivo de interfaz cerebral. En abril pasado, un dispositivo desarrollado por BrainGate permitió a un hombre paralítico controlar un ordenador con solo su mente, y los resultados fueron extremadamente prometedores.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo