Diferentes maneras de conectarse a Internet

A través de Wifi, Ethernet o acceso telefónico, conectarse a Internet es una tarea que todos debemos aprender.

conexión a Internet
iStock.

Aunque conectarse a Internet puede parecer sencillo, puede ser una tarea complicada si no estás familiarizado con la red o el tipo de Internet al que vas a conectarte. No obstante, en el mundo actual es fundamental saber cómo conectarse a una red. Por eso, ya sea que estés utilizando Wifi, Ethernet o acceso telefónico, conectarse a Internet es una tarea que todos debemos aprender. A continuación te explicamos las diferentes que existen para conectarse a una red. ¡Toma nota de los pasos!

Conexión mediante red Wifi

Lo primero que tendrás que hacer es comprobar que la fuente de Internet (el enrutador) está encendida. Aunque puede parecer obvio, es un error habitual que se comete a menudo, sobre todo si se acaba de configurar un enrutador o el módem. Por ello, es fundamental que te asegures de que está encendido y que todo está enchufado correctamente.

A continuación, tendrás que comprobar que tu dispositivo tenga activado la conexión Wifi. Asegúrate de que tu ordenador o teléfono móvil no tiene el Wifi apagado antes de continuar. Después, deberás acceder a la configuración de tu dispositivo. Para ello, si estás en un móvil acude a ‘configuración’ y ábrelo para modificar la red. Si estás utilizando un ordenador, haz clic en el icono de Wifi en la barra de herramientas para abrir un menú desplegable. En dicho menú aparecerán todas las conexiones disponibles.

Después, tendrás que buscar el nombre de tu red Wifi. Normalmente el enrutador tiene escrito un nombre predeterminado, aunque este se puede modificar. Si has cambiado el nombre de tu red, probablemente puedas reconocerlo. Tras realizar este paso, tendrás que introducir la contraseña de la red. Esta contraseña aparecerá en el enrutador, aunque si no la conoces puedes preguntarle a la persona a cargo de la red.  

Tendrás que esperar unos segundos para que el ordenador se conecte. Una vez que te hayas conectado a Internet tendrás que abrir una página en un navegador web y esperar a que cargue. Si la conexión te funciona ya no tendrás que realizar ningún paso más. No obstante, es posible que tu ordenador no pueda conectarse a la conexión inalámbrica. Algunos de los problemas más habituales es que el Internet va demasiado lento, o que la red está fuera de alcance.

router
iStock.

Mediante una red Ethernet

Lo primero que necesitarás es un cable Ethernet y los adaptadores necesarios. Además, algunos dispositivos modernos pueden conectarse directamente al enrutador a través de un cable Ethernet, aunque no todos pueden hacerlo. Después, tendrás que conectar un extremo del cable Ethernet a la fuente de banda ancha. Generalmente, la fuente de banda ancha es un enrutador, aunque en algunos casos puede ser un módem.

A continuación deberás acceder a la configuración de tu ordenador. Es fundamental que te asegures de que el ordenador está configurado para reconocer la conexión Ethernet en lugar de la inalámbrica. Después, deberás comprobar tu conexión a Internet. Abre una página web en un navegador y comprueba que esta cargue. Si todo ha ido bien ya deberías tener conexión a Internet. Además, aunque la conexión Ethernet es más segura que la Wifi, eso no quiere decir que no puedas tener problemas de conexión.

Mediante acceso telefónico

La conexión mediante acceso telefónico no es la mejor solución, ya que esta dejó de utilizarse cuando llegó la banda ancha. Además, es posible que solo puedas navegar por páginas webs simples sin muchas imágenes ni funciones. Por ello, si deseas navegar por Internet lo mejor es que busques un punto de acceso Wifi.

Lo primero que deberás hacer es asegurarte de que puedes conectarse al acceso telefónico. Este requiere de una línea de teléfono y solo puede conectarse una persona por teléfono al mismo tiempo. Tras este paso, deberás conectar el módem a la toma de teléfono. Es importante que compruebes que el cable del teléfono está enchufado tanto al enchufe telefónico de la pared como al enchufe del módem. Después, tendrás que conectar el módem al ordenador insertando un extremo del cable en el módem y el otro extremo en el conector del módem del ordenador.

A continuación tendrás que acceder a la configuración red de tu computador. Desde ahí, deberás configurar la conexión del acceso telefónico. Tendrás que introducir el número de teléfono de acceso telefónico, un nombre de usuario y la contraseña. Si has realizado correctamente la configuración, tendrás que abrir la configuración de red y conectarte al módem. Deberás introducir el número de teléfono, el usuario y la contraseña.

Por último, tendrás que comprobar la conexión a Internet. Para asegurarte de que el Internet funciona, abre una página web y espera a que se cargue. No obstante, debes tener en cuenta que esta conexión es mucho más lenta.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo