Desarrollan un SuperGPS que no depende de los satélites y mejora la navegación en ciudad

Funcionaría con las antenas de telefonía móvil y Wi-Fi que ya existen. La tecnología evita que las señales de radio se reflejen en los edificios.

El GPS ha supuesto toda una revolución en nuestras vidas. Gracias a él no nos perdemos, llegamos a sitios nuevos sin problema, calculamos nuestros tiempos de viaje y hasta evitamos los atascos.

Sin embargo, hay ocasiones en las que no es el más fiable de los sistemas, sobre todo en las zonas urbanizadas. En estos casos, es complicado la comunicación exacta con el satélite, del que depende.

Teléfono móvil
iStock

Ahora, un grupo de ingenieros holandeses ha presentado un prototipo con una nueva tecnología mejorada que podría sustituir al GPS en determinadas circunstancias. Es el SuperGPS, tiene una precisión de 10 centímetros y, sorpresa, no depende de los sistemas de navegación por satélite.

El SuperGPS emplea una combinación de conexiones inalámbricas y ópticas. "Nos dimos cuenta de que, con algunas innovaciones de vanguardia, la red de telecomunicaciones podía transformarse en un sistema de posicionamiento alternativo muy preciso e independiente del GPS", explica el físico Jeroen Koelemeij, de la Vrije Universiteit Amsterdam (Países Bajos). "Lo hemos conseguido y hemos desarrollado con éxito un sistema que puede proporcionar conectividad igual que las redes móviles y Wi-Fi existentes, así como un posicionamiento preciso y una distribución del tiempo como el GPS".

Uno de los componentes clave del nuevo sistema de posicionamiento es un reloj atómico sincronizado. De esta manera, una sincronización perfecta significa un posicionamiento más preciso. Básicamente, los cables de fibra óptica actúan como conexiones que mantienen todo sincronizado y con una precisión de una milmillonésima de segundo.

El sistema también despliega un ancho de banda de la señal de radio mucho mayor de lo normal. Sin embargo, como el ancho de banda del espectro radioeléctrico es caro porque es escaso, el equipo utilizó varias señales de radio de pequeño ancho de banda combinadas entre sí para formar un ancho de banda virtual mayor.

Este ancho de banda adicional supera uno de los mayores problemas del GPS estándar, que es que las señales de radio se reflejan en los edificios y pueden confundirse.

"Esto puede hacer que el GPS no sea fiable en entornos urbanos, por ejemplo, lo que supone un problema si queremos utilizar vehículos automatizados", explica el ingeniero eléctrico Christiaan Tiberius, de la Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos).

Además de los vehículos automatizados, el nuevo sistema podría ser útil para planificar redes de comunicación cuántica y redes de próxima generación para dispositivos móviles, según los informan los ingenieros.

Se espera que los Sistemas Globales de Navegación por Satélite (GNSS), entre los que se encuentra el GPS, sigan usándose durante mucho tiempo, pero los expertos están continuamente buscando formas de mejorarlos.

Aún habrá que hacer más pruebas para que el SuperGPS se convierta en una alternativa al GPS. Los ingenieros aseguran que las actuales antenas de telefonía móvil y Wi-Fi podrían adaptarse para su funcionamiento.

"Este trabajo permite vislumbrar un futuro en el que las redes de telecomunicaciones proporcionen no sólo conectividad, sino también servicios de cronometraje y posicionamiento independientes del GNSS con una precisión y fiabilidad sin precedentes", afirman los investigadores en su artículo.

 

Referencia: Koelemeij, J.C.J., Dun, H., Diouf, C.E.V. et al. A hybrid optical–wireless network for decimetre-level terrestrial positioning. 2022. Nature. DOI: https://doi.org/10.1038/s41586-022-05315-7

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo