Desarrollan un perro virtual para enseñar a prevenir los mordiscos

El programa pretende reproducir el comportamiento de un perro para reconocer los signos previos a un ataque.

El perro es conocido como el mejor amigo del hombre. Se trata de un animal domesticado durante muchos años para convertirlo en un compañero fiel y entusiasta que, cuando consigue crear ese vínculo con su dueño, es muy difícil que lo rompa o que decida separarse de su humano. Sin embargo, los perros siguen siendo animales y como tales responden principalmente a la dominación y la jerarquía de la manada. Tienen comportamientos marcados y respuestas concretas a determinados estímulos. Los perros pueden ser amigables, pero también pueden mostrar sus dientes o atacar. Ahora, un nuevo programa pretende utilizar las posibilidades que da la tecnología y la realidad virtual para enseñar a la población a reconocer dichos comportamientos.

Un proyecto liderado por el Centro Virtual de Ingeniería (VEC por sus siglas en inglés) de la Universidad de Liverpool ha desarrollado un perro virtual que imita los comportamientos de un perro en los momentos previos a un ataque como herramienta para educar a la gente y prevenir los mordiscos de perros. Colaborando con la organización benéfica de bienestar animal Dogs Trust y los investigadores de comportamiento animal de la Universidad de Liverpool, el VEC está probando un nuevo concepto de experiencia en realidad virtual interactiva que permita acercar a la gente a perros agresivos para que reconozcan las señales que indican un ataque dentro de un entorno seguro. El equipo pretende que su experiencia ayude a niños y adultos a identificar determinados comportamientos específicos de los perros y que pueden llevar a un ataque potencial o a otro tipo de incidente si no se tratan de la manera adecuada.

Durante 2013, solo en Reino Unido, los hospitales ingresaron a cerca de 6.740 personas con mordeduras o heridas provocadas por perros. La investigación realizada por la Universidad de Liverpool sugiere que el número de heridas provocadas por mordeduras de perros es significativamente mayor que la estimada a partir de los registros hospitalarios. Dogs Trust pretende emplear las nuevas opciones que ofrecen las herramientas digitales para que la población sea capaz de identificar el rango de estrés y de amenaza que un perro suele exhibir antes de un ataque como lamerse los labios, mostrar los dientes, bajar la cabeza y el cuerpo, gruñir o levantar las patas delanteras. Un equipo de especialistas en comportamiento animal y psicólogos de la Universidad de Liverpool realizaron una exhaustiva investigación que asegurase que el lenguaje corporal y los detalles mostrados en el entorno virtual fuesen realistas y fieles a la realidad.

El uso de esta nueva tecnología como herramienta para enseñar y educar a la población guarda un enorme potencial y numerosas aplicaciones posibles. En el mundo virtual, conforme el usuario se acerca al perro, su comportamiento y lenguaje corporal van cambiando gradualmente, siguiendo lo indicado en la ‘Escala Canina de Agresión’, y permitiendo al usuario reconocer esas señales sin ningún riesgo. Iain Cant, líder de la investigación, señaló las enormes posibilidades del proyecto y que su próximo objetivo sería “aumentar los detalles con el entorno inmersivo y conseguir que el perro virtual interactúe ante las acciones del usuario”.

Fuente: University of Liverpool's Virtual Engineering Centre (VEC).

CONTINÚA LEYENDO