Desarrollan un biosensor intracraneal reabsorbible

El dispositivo toma y envía datos sobre la temperatura y la presión en el interior del cráneo y, cuando ha cumplido su función, se disuelve.

Ahora, según recoge un estudio publicado en la revista Nature, un equipo de investigadores de las universidades de Illinois, en Urbana-Champaign, y de la de Washington, en San Luis, ha ideado un pequeño biosensor que después de registrar y enviar esa información clave se disuelve de forma inocua en el organismo.

Uno de los coordinadores del estudio, el profesor de Ingeniería y Ciencia de Materiales John A. Rogers, en la citada institución de Illinois, destaca que este ingenio forma parte de un nuevo tipo de sistemas biomédicos desechables capaces de llevar a cabo misiones complejas, como recabar distintos datos tras una operación o incluso cumplir una función terapéutica, y que pueden ser ingeridos o implantados.

El dispositivo, más pequeño que un grano de arroz, está integrado por finísimas láminas construidas con silicio biodegradable, y se conecta a un transmisor inalámbrico del tamaño de un sello que, aunque no se disuelve como el biosensor, se implanta justo bajo la piel, en lo alto del cráneo. Los científicos advierten que aunque todavía no está listo para ser probado en humanos, las pruebas realizadas con roedores son satisfactorias.

Etiquetas: medicinatecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS