Cuenta profesional de Instagram: qué es, para qué sirve y ventajas

Si piensas en dedicarte profesionalmente a Instagram, no hay duda que tu cuenta es la conocida en la red social como la "cuenta profesional". Te descubrimos todo lo que necesitas saber sobre ella.

Cuenta profesional de Instagram
Foto: Istock

Se calcula que, cada mes, Instagram dispone de alrededor de mil millones de usuarios activos, de los cuales, como te hemos mencionado ya en algún que otro momento, doscientos millones de usuarios visitan, al menos, un perfil empresarial cada día, mientras que el tercio de las historias más vistas pertenecen a cuentas profesionales o de empresas.

Pero cuando comenzamos por primera vez con esta red social, y no tenemos ningún tipo de experiencia en su uso, es normal que tengamos algunas dudas acerca de en qué consiste un perfil o cuenta profesional de Instagram. Y, especialmente, cuáles son las diferencias básicas con los perfiles personales.

Es cierto que, la primera vez que creamos una cuenta de Instagram, independientemente de que sea para nosotros (como perfil personal o individual) o como una empresa, automáticamente empezaremos registrándonos como un perfil o cuenta personal. De hecho, la red social lo único que nos solicita es un nombre, nombre de usuario, URL de nuestro sitio web (si tenemos), y una breve biografía.

Así, procedemos seguidamente a crear nuestro perfil siguiendo a perfiles conocidos (como amigos y familiares) o personas relevantes, escogemos una imagen como fotografía de perfil, y dispondremos de nuestra cuenta creada al instante.

Sin embargo, es posible que, llegado el momento, deseemos dar un paso más allá y convertir nuestro perfil personal en una cuenta profesional. ¿En qué consiste realmente, para qué puede ser útil, qué ventajas ofrece y, sobre todo, cómo podríamos hacerlo? Te lo explicamos.

¿Qué es y en qué consiste una cuenta profesional en Instagram?

Una cuenta profesional se convierte en un perfil creado por Instagram para aquellos usuarios que desean dar un paso más allá y convertir su cuenta personal en un perfil de Instagram profesional.

No debe ser confundido, eso sí, con el perfil de empresa o con la cuenta empresarial, que se trata de una opción más bien enfocada a quienes disponen de un negocio físico u online, y desean asignar una categoría empresarial a su negocio en Instagram, mejorando con ello su posicionamiento en la búsqueda dentro de la red social.

Sin embargo, es preciso reseñar que una cuenta profesional puede, a su vez, dividirse en dos opciones bien diferenciadas (aunque en ocasiones podría llevar a error): la cuenta de creador y la de empresa.

De hecho, en el momento de hacer el cambio, una vez hemos seleccionado la opción Cambiar a cuenta profesional, la red social nos preguntará si deseamos un perfil de Creador o como Negocio.

¿Para qué puede ser útil una cuenta profesional?

Ha sido especialmente diseñada para proporcionar a los creadores o negocios y empresas una amplia variedad de opciones no disponibles en las cuentas personales, tales como espacio para proporcionar detalles de contacto y dirección comercial, botones de llamada a la acción y, sobre todo, acceso a las ansiadas estadísticas.

Opciones que, como de buen seguro sabrás, no se encuentran disponibles en los perfiles personales. Pero esas opciones son flexibles, por lo que será posible ocultar o mostrar información en función de las necesidades que se tengan en todo momento.

Cuenta profesional en Instagram
Foto: Istock

¿Cuáles son las diferencias entre una cuenta personal y una profesional?

Además de acceder a una diversidad interesante de nuevas funcionalidades y opciones (como estadísticas, información de contacto o integración de botones de llamada a la acción), también existen otras diferencias que es necesario tener en cuenta antes de dar el paso.

Aunque en un principio puede no parecer una característica importante, cuando disponemos de una cuenta profesional no existirá la privacidad en nuestro perfil, de manera que todos los usuarios podrán seguirnos y, además, podrán visualizar nuestras fotografías y todos aquellos contenidos que hayamos compartido con anterioridad.

Por tanto, en caso de que deseemos disponer de una cuenta privada en la red social, la única opción disponible pasa por contar con un perfil privado.

También existen diferencias relacionadas con el alcance orgánico. Por ejemplo, es común que las cuentas personales de Instagram tiendan a disfrutar de un mayor alcance orgánico, en comparación con las cuentas profesionales.

Ventajas de cambiar a cuenta profesional en Instagram

No hay duda que una de las principales ventajas es obtener acceso a Instagram Insights, que proporciona al usuario un desglose completo del rendimiento de nuestra cuenta en la red social, incluyendo vistas de perfil, impresiones, nuevos seguidores, número de publicaciones, alcance, clics en el sitio web informado o en el correo electrónico, por citar solo algunos sencillos ejemplos.

Además, es posible visualizar los datos demográficos de los seguidores, como edad, género, ubicación y, aún más importante si cabe, picos relacionados con la actividad.

También es posible etiquetar productos directamente dentro de una publicación de Instagram, ideal para, por ejemplo, ofrecer la posibilidad de compartir contenidos con enlaces directos a las páginas de productos.

Mientras que brinda la opción Comprar sin salir de Instagram que, como su propio nombre indica, bajo la función Instagram Checkout es posible vender productos y comprarlos desde la red social, fácil y cómodamente.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo