Cómo usar un ratón Bluetooth con el iPad

¿Utilizas el iPad habitualmente para trabajar? Si es así es posible que, en ocasiones, te parezca mucho más útil usar un ratón como forma de mejorar la experiencia con la tableta. Te explicamos cómo puedes emparejar y utilizar un ratón Bluetooth fácilmente con él.

Cómo usar un ratón Bluetooth con el iPad
Foto: Shutterstock

Aunque cualquier versión del iPad posee una cómoda y práctica pantalla táctil, tremendamente fácil y sencilla de utilizar, es posible que, en ocasiones, deseemos utilizar un ratón, lo que podría facilitar todavía más el uso del dispositivo sin necesidad de utilizar los dedos o un lápiz táctil.

Por suerte, con la llegada de iPadOS 13.4 conectar un ratón al iPad se ha convertido en un proceso mucho más simple, lo que, a su vez, mejoró la experiencia general a la hora de usarlo. Además, ofreció la posibilidad de conectar el Magic Mouse 2, desarrollado por Apple, sin tener que sumergirnos en la aplicación de Ajustes. Pero, ¿cómo podemos emparejar nuestro ratón, y cómo utilizarlo?

Configurando nuestro ratón Bluetooth en un iPad

Una de las formas más sencillas a la hora de utilizar un ratón con nuestro iPad es que el dispositivo sea inalámbrico, configurándolo mediante conectividad Bluetooth. De hecho, cualquier ratón con este tipo de conexión debería funcionar a la perfección sin generar o causar ningún tipo de problema o incidencia.

Eso sí, los pasos a seguir son ligeramente diferentes si disponemos de una versión anterior a iPadOS 13.4 . Si este es nuestro caso, debemos buscar el menú Accesibilidad como opción para emparejar algunos ratones con conectividad Bluetooth específicos. Sin embargo, en caso de usar una versión posterior, podremos hacerlo directamente a través de la interfaz Bluetooth típica.

Antes de empezar con el proceso, debemos asegurarnos que el ratón Bluetooth que deseamos usar no se encuentre emparejado con ningún PC o Mac. Luego, activamos Bluetooth en el iPad y empezamos con la configuración activando el modo emparejamiento en el ratón.

Una vez hecho esto, nos dirigimos a la aplicación Ajustes de nuestro iPad, que encontraremos ubicado en la pantalla de inicio. Pulsamos sobre Bluetooth y nos aseguramos que la conectividad se encuentra activa (recuerda que el interruptor o palanca debe mostrarse en color verde). 

En caso de que utilicemos el Magic Mouse 2 de Apple, bastará con apagarlo y encenderlo de nuevo para que el dispositivo aparezca. No obstante, en el apartado Otros dispositivos debería aparecer nuestro ratón. 

Si aparece, pulsamos sobre el nombre del dispositivo. Es posible que aparezca una Solicitud de emparejamiento de Bluetooth. Si es así, pulsamos sobre el botón Emparejar

Si necesitas personalizar la experiencia, puedes hacerlo desde la aplicación Ajustes, accediendo a General y finalmente en Trackpad y ratón, donde podrás modificar la velocidad e incluso escoger la activación o no del clic secundario (a la derecha o a la izquierda).

Vídeo de la semana

Continúa leyendo