Cómo usar HomePod y HomePod Mini con Apple Music

Si dispones de un HomePod desde hace un tiempo es muy probable que ya sepas cómo utilizarlo con Apple Music. Pero si te lo has comprado recientemente, o lo vas a adquirir próximamente, esta guía te interesa, ya que te explicamos cómo puedes sacarle el máximo partido con la aplicación musical de Apple.

Cómo usar HomePod
Foto: Istock

Aunque es cierto que Apple tardó un poco en lanzar al mercado su propio altavoz Bluetooth, en un momento en el que ya hacía bastante tiempo que se encontraban en las tiendas la amplia familia de altavoces Amazon Echo o los desarrollados por Google, finalmente vio la luz el 9 de febrero de 2018, aunque no pudo adquirirse en una tienda oficial hasta el 26 de octubre de ese mismo año.

Se trataba del HomePod, el altavoz inteligente de Apple, con curiosa forma de cilindro de menos de 43 centímetros de altura, con un diseño simple pero agradable (a los que la compañía nos tiene habitualmente acostumbrados), y que no solo llena una habitación con sonido, sino que también puede llegar a convertirla en un escenario de sonido completo.

Aunque no fue hasta el 16 de noviembre de este año cuando llegó a las tiendas su versión más pequeña, bautizada con el nombre de HomePod Mini, que se caracteriza por ser igual de inteligente pero más compacto, ideal para disfrutar del sonido y escuchar a Siri por toda la habitación, gracias a su guía de onda acústica, capaz de generar un sonido envolvente de 360 grados frecuencias nítidas y graves profundos.

Tanto si ya dispones de uno, como si hace poco que te lo has comprado (o regalado), es posible que tengas cierto interés en utilizarlo de forma conjunta con Apple Music. Y es que, después de todo, es básicamente para lo que Apple desarrolló el HomePod; además de, claro está, los controles de HomeKit, y poder reproducir nuestra música favorita en un altavoz compacto (algo que podemos hacer también con otras opciones, como Tidal o Spotify).

¿Cómo podemos reproducir música en nuestro HomePod o HomePod mini?

El proceso de configuración de estos dos altavoces inteligentes desarrollados por Apple se caracteriza por ser bastante sencillo y simple. Tanto, que podremos emparejar fácilmente nuestro iPhone cuando los configuremos inicialmente. Una vez hecho esto, el HomePod podrá acceder a la biblioteca de Apple Music, directamente desde la nube, y tendrá la posibilidad de buscar música, añadir listas de reproducción o agregar nuevas canciones, entre otras interesantes funciones.

De hecho, lo único que tenemos que hacer es emparejar el iPhone o iPad con el HomePod. Una vez lo hagamos, podremos simplemente decir “Oye, Siri, pon algo de música”, para que Siri simplemente empiece a reproducir las canciones que encuentre en nuestra biblioteca de Apple Music.

Es posible a su vez pedirle que reproduzca música jazz de tu repositorio de la biblioteca de Apple Music, para lo cual deberás decir “Oye, Siri, reproduce música jazz de mi biblioteca”. Y si deseas solicitarle que reproduzca lo mejor de un grupo en concreto, puedes decir eso de “Oye, Siri, toca un poco de Jan Garbarek”.

Evidentemente, es viable también pedirle canciones o álbumes específicos, o incluso modificar el orden pidiendo su reproducción aleatoria.

Cómo administrar Apple Music con el HomePod

Administrar la app de Apple Music directamente desde el HomePod es sumamente sencillo y simple, ya que la mayoría de las funciones pueden ser llevadas a cabo y solicitadas directamente con solo hablar con Siri. 

Por ejemplo, si le decimos a Siri que nos gustan ciertas canciones, o que queremos añadir ciertos artistas a las listas de reproducción, podemos cambiar la forma en que Apple Music transmite no solo las listas de reproducción, sino las estaciones de radio. A continuación, te proponemos algunas de las cosas que puedes hacer:

  • Si deseamos que Siri tome nota de lo que nos gusta, y lo tenga en cuenta para recomendaciones futuras, debemos decir “Oye, Siri, me gusta esto”.
  • Si deseamos que Siri agregue canciones y artistas a nuestras listas de reproducción, y que las tenga también en cuenta para futuras recomendaciones, debemos decir “Oye, Siri, añade esto a la lista de reproducción de mi fiesta”.
  • Si, por el contrario, deseamos que el sistema no vuelva a reproducir algo en concreto, debemos decir “Oye, Siri, no me gusta este artista”, y no volverá a reproducirlo más.
  • Pero si ocurre al revés, y una determinada canción reproducida al azar nos encanta, podemos decir “Oye, Siri, me gustan las canciones como esta”, y actualizará nuestras estaciones de radio en consecuencia.

Como vemos, el uso es bastante sencillo, aunque es necesario tener en cuenta algo fundamental: Siri aprenderá nuestros gustos y hará recomendaciones basadas en ello poco a poco, con el paso del tiempo, por lo que solo tenemos que tener cierta paciencia y empezar haciendo algunas pruebas.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo