Cómo reparar errores de archivos DLL no encontrados o que faltan

Los archivos DLL son esenciales para el adecuado funcionamiento de un ordenador que cuenta con Windows como sistema operativo. Pero, en ocasiones, también pueden convertirse en motivo de incidencias y problemas. Te explicamos qué puedes hacer cuando estos archivos faltan o no se encuentran.

Cómo reparar errores de archivos DLL
Foto: Istock

Si cada día utilizas Windows como el sistema operativo de tu ordenador, es bastante posible que en algún que otro momento te hayas encontrado con algún aviso o alerta del sistema que te indica que falta o no se encuentra un determinado archivo DLL

Aunque cuando esto ocurre lo más común es acudir rápidamente a Internet con la intención de descargarnos ese archivo en la primera página de descargas que encontramos, esto puede acabar convirtiéndose en un serio problema, más que en una solución. Y es que muchas de esas páginas no suelen ser páginas autorizadas, de tal forma que, en muchas ocasiones, corremos el riesgo de descargarnos un archivo DLL con un virus, o que acabe comprometiendo la seguridad de nuestro PC.

No en vano, es algo de lo que avisan la mayoría de expertos en seguridad informática: no es aconsejable descargar archivos DLL de sitios de descarga poco confiables como intento de reemplazar ese archivo que está dañado o que falta, puesto que, en muchos casos (a menos que se trate de una fuente originalmente confiable), estos sitios Web son simplemente fuentes de malware.

Por tanto, ¿de qué manera es posible reparar este tipo de errores, de forma adecuada y cien por cien segura? 

Cómo corregir errores de archivo DLL “no encontrado” o “que falta”

Antes de explicarte los pasos a seguir a la hora de solucionar errores relacionados con este tipo de archivos, debemos recordar que los errores de archivos de DLL pueden aparecer en cualquiera de los sistemas operativos desarrollados por Microsoft, lo que incluye Windows XP, Windows Vista, Windows 7, Windows 8 y Windows 10.

De hecho, si en algún momento te ha ocurrido, es posible que ya te hayas percatado de que este tipo de errores pueden llegar a ser especialmente problemáticos, sobre todo si tenemos en cuenta que existen muchos tipos de archivos, todos con el potencial de causar problemas.

Volviendo nuevamente al consejo anterior en el que te indicábamos que no debemos descargar archivos DLL de sitios de descarga no fiables, a continuación, te exponemos los pasos que deberías seguir para intentar, al menos, corregir errores de archivos DLL:

  1. Reinicia el ordenador. Es posible que el problema que en origen esté causando el error de ese determinado archivo de DLL sea solo temporal, y lo único que necesitamos es reiniciar el ordenador. 
  2. Restaurar. Es posible que hayamos eliminado accidentalmente el archivo DLL. No en vano, la mayoría de los errores como “archivo DLL no encontrado” o “falta el archivo DLL” es debido a ello. En estos casos podríamos optar por restaurar el archivo DLL que ha sido eliminado por error, que podríamos encontrar en la Papelera de reciclaje.
  3. Recuperar. Si sospechamos que dicho archivo DLL ha sido eliminado de forma accidental, y hemos vaciado la Papelera de reciclaje, podríamos probar a recuperarlo mediante el uso de un programa gratuito de recuperación de archivos. Eso sí, únicamente se trata de una opción útil cuando estamos seguros de que hemos sido nosotros quienes ha eliminado el archivo, y el sistema funcionaba correctamente antes de haberlo hecho.
  4. Ejecutar un análisis de virus y malware. En ocasiones, algunos errores pueden estar relacionados con programas en realidad hostiles o peligrosos, los cuales se hacen pasar por archivos DLL.
  5. Restaurar el sistema. Cuando ninguno de los pasos anteriores ha solucionado el problema, restaurar el sistema se convierte en una opción adecuada cuando sospechamos que el error ha sido causado por un cambio que nosotros hayamos hecho en el registro o en otra configuración del sistema. 
  6. Reinstalar el programa. Otra opción más drástica es proceder a la instalación del programa que esté causando dicho error. Esto es particularmente útil cuando el error aparece al abrir o intentar usar un programa en particular. En estos casos, la reinstalación del programa debería ser suficiente para volver a instalar y almacenar el archivo DLL de nuevo.

No en vano, reinstalar el programa que proporciona ese archivo DLL se convierte en una de las soluciones más probables, especialmente la mayoría de las veces.

¿Qué hacer si nada de lo anterior funciona?

Cuando nada de lo anterior ha funcionado, es necesario probar con otros pasos, como por ejemplo aplicar las actualizaciones de Windows que se encuentren disponibles o realizar una instalación de reparación de Windows, lo que ayudaría a restaurar todos los archivos DLL de Windows a las versiones originales.

Aún así, si todavía no conseguimos solucionarlo, es posible que debamos hacer una instalación limpia de Windows, lo que borrará el contenido del disco duro e instalará una copia nueva del sistema operativo.

Continúa leyendo