Cómo reparar el error de IP autoasignada en una Mac

Son varios los errores que pueden influir en un mal funcionamiento de la conexión a Internet. Si usas Mac es posible que te hayas encontrado con un mensaje que te indicaba que había una incidencia con la existencia de una IP autoasignada. Aunque solventarlo es sencillo, es necesario saber cómo.

Cómo reparar el error de IP autoasignada en una Mac
Foto: Istock

El conocido como error de IP autoasignada es un problema común que afecta a los macOS, y que ocurre cuando las diferentes interfaces de red reciben una dirección IP autoasignada, aunque en realidad el sistema se encuentre conectado a una red con un servidor DHCP, el cual ha sido configurado correctamente.

Cuando esto sucede, otros dispositivos u ordenadores conectados a la misma red funcionarán bien, pero cuando el Mac se asigna a sí mismo una dirección IP, impedirá que Internet funcione con normalidad. Es más, incluso aunque se encuentre conectado a una red WiFi, no podrá utilizar Internet.

Y aún cuando es posible seguir una serie de pasos básicos, sencillos y simples, no siempre solucionan el problema, viéndonos obligados a borrar algunos archivos para resolver la incidencia de forma efectiva.

¿Por qué ocurre?

La incidencia ocurre cuando se crea una red ad-hoc si es necesario, pero sin la presencia de una red establecida. Esto sucede cuando el puerto de red detecta una conexión de hardware adecuada, pero no es capaz de comunicarse con el servidor DHCP para obtener una nueva dirección IP.

Y este error suele ocurrir cuando el usuario realiza cambios importantes en la configuración de sus sistemas, lo que puede originar que la configuración no se migre correctamente.

Reparando el error de IP autoasignada en Mac

A la hora de intentar solucionar el problema podemos hacer varias cosas: crear una nueva ubicación de red, lo que ofrecería la posibilidad de actualizar las configuraciones de los diferentes puertos de red. O, bien actualizar de manera manual la concesión de DHCP para forzar una reconfiguración del puerto. 

Aunque estos pasos pueden ser útiles, muchas veces no son del todo eficaces a la hora de solucionar los problemas. Y esto es debido a que el principal culpable es la configuración con el firewall del sistema, por lo que originalmente se hace necesario restablecer el firewall.

Para solventarlo, debemos abrir Finder, dirigirnos a Ir, luego a Ordenador y pulsamos sobre MacOS X, haciendo luego clic en la carpeta Biblioteca y, finalmente, sobre la Preferences.

A continuación, debemos hacer clic en la carpeta llamada SystemConfiguration, y debemos proceder a mover los siguientes archivos a la papelera:

  • apple.network.identification.plist
  • apple.airport.preferences.plist
  • plist

Una vez hecho esto, debemos reiniciar el Mac. Cuando se haya iniciado, es posible que el sistema solicite que permitamos nuevas conexiones entrantes a numerosos servicios y programas. Simplemente debemos aceptarlos y comprobar si el problema se ha resuelto.

Continúa leyendo