¿Cómo pueden afectar las alergias a un embarazo?

Las mujeres que sufren alergias, pueden ver que los síntomas empeoran durante el embarazo, así que os traemos unos consejos sobre cómo poder controlarlos durante esos meses tan importantes.

 

¿Qué ocurre durante el embarazo?

Durante el embarazo, la madre sufre cambios en su sistema inmunitario para evitar que sus propias defensas identifiquen el feto como algo ajeno y lo eliminen. Estos mecanismos necesarios son específicos para cada estadio del embarazo, según las necesidades en cada momento.

Algunos procesos del primer trimestre como el desarrollo de la placenta y el crecimiento del embrión requieren un microambiente inmunitario (entorno, células y moléculas que están en contacto con el feto) de tipo proinflamatorio. También se sabe que existe una comunicación estrecha para la creación del sistema vascular que alimente el embrión.

Sin embargo, la respuesta proinflamatoria debe ser frenada durante el segundo trimestre del embarazo donde unas células, llamadas linfocitos T reguladores, tienen precisamente esta función: crear un ambiente tolerante frente a los elementos heredados del padre. Los linfocitos T son glóbulos blancos que coordinan la actividad de otras células del sistema inmunitario.

Las células del feto no son 100 % idénticas a las células de la madre, puesto que la mitad de la información genética es heredada del espermatozoide. En este segundo trimestre, el embrión necesita crecer y madurar sin ser atacado por las células del sistema inmunitario de la madre.

Por último, durante el tercer trimestre, el ambiente inmunitario se transforma hacia una respuesta de tipo 1. Esta es una respuesta inflamatoria controlada donde las células inmunitarias maternas son reclutadas para contribuir en las contracciones del útero, el parto y el desprendimiento de placenta.

Todos estos procesos y cambios requieren de transiciones perfectamente reguladas durante las cuales existe una comunicación muy intricada entre las dos partes: el sistema inmunitario materno y las células embrionarias del feto.

Aunque no se ha detectado que estos intercambios involucren anticuerpos IgE, que son los responsables de causar alergias, sí se han encontrado efectos en el feto cuando la madre sufre de algún tipo de alergia.

¿Cómo afectan las alergias al feto?

Las alergias afectan entre el 18 y el 30 % de la población adulta, y entre ellas, a las mujeres en edad de poder tener hijos. El riesgo de desarrollar alergias durante la infancia es mayor en hombres, pero durante la adolescencia cambia hacia un mayor riesgo en mujeres.

Las alergias durante el embarazo se han asociado con problemas perinatales como parto prematuro, bajo peso y preeclampsia. Muchos estudios han intentado detectar IgE en la placenta, el cordón umbilical y la sangre del recién nacido, sin éxito.

Por eso, aunque los efectos clínicos y los riesgos para el feto son evidentes, el mecanismo por el cual ocurre sigue siendo un misterio. Es posible que el sistema inmunitario de la madre se encuentre “hiper-activado” debido a la alergia y eso afecte al equilibrio necesario del útero.

Así pues, es de vital importancia que los síntomas de la alergia sean controlados durante el embarazo, tanto por el bien de la madre como del futuro recién nacido. Aquí traemos un repaso sobre lo recomendado si sufres:

  • Asma
  • Dermatitis atópica
  • Rinitis alérgica
  • Anafilaxia

¿Qué hacer si tienes asma y estás embarazada?

El asma es una de las alergias peor controladas más frecuentes en el embarazo. Si la madre sufre asma, existe un mayor riesgo de preeclampsia (presión arterial elevada que impide que el feto reciba suficiente sangre), cesárea, parto prematuro y que el recién nacido desarrolle también asma.

Es bastante común que, aunque la madre tenga el asma bajo control, empeore durante el embarazo. En estos casos, los ataques de asma deben tratarse de igual forma que se haría fuera del embarazo: minimizar el riesgo y reducir los síntomas con los medicamentos habituales.

¿Qué ocurre con la dermatitis atópica en el embarazo?

El grupo de trabajo europeo sobre la dermatitis atópica (ETFAD) recomienda los siguientes pasos: cremas hidratantes seguido de corticoesteroides tópicos de tipo II o III durante dos semanas o hasta un máximo de 200 gramos.

Si no es suficiente, fototerapia de luz ultravioleta B (UVB) o inhibidores de calcineurina (como la ciclosporina A) puede ser tratamientos adicionales. En última estancia, un enfoque sistémico como fármacos orales pueden ser considerados.

Embarazada con un inhalador
Fuente: iStock

Rinitis alérgica durante el embarazo

La mejor forma de tratar los síntomas de la rinitis alérgica durante el embarazo debe ser igual que para la población general. Evitar el alérgeno en la medida de lo posible y uso de corticoesteroides nasales y antihistamínicos.

Es posible que la rinitis empeore durante el embarazo debido a una inflamación de los pólipos nasales conocida como sinusitis. En estos casos, el uso adicional de fármacos orales, tales como omalizumab, utilizado para alergias graves es aconsejable.

Anafilaxia durante el embarazo

El uso de un autoinyector de epinifrina es el único tratamiento actual ante el shock anafiláctico, también para embarazadas. Sin embargo, hay algunas consideraciones especiales que deben tenerse en cuenta.

En caso de anafilaxis, (1) se debe colocar a la embarazada sobre el costado izquierdo para asegurar que se mantiene la circulación sanguínea hacia el útero, (2) mantener la presión sanguínea por encima de 90 mHg y (3) monitorizar el latido del feto mientras se trata a la madre.

Una buena diagnosis para elegir el tratamiento

Las alergias están dentro de las enfermedades crónicas más frecuentes durante el embarazo. La decisión sobre el tratamiento debe ser similar al que se toma en pacientes no embarazadas con rango de edad y características clínicas similares.

Además, es de vital importancia que las mujeres reciban información sobre los riesgos potenciales o la falta de evidencia sobre algunos fármacos, para que puedan tomar una decisión informada. Para conseguirlo, también es necesario que los profesionales sanitarios reciban la formación y actualizaciones requeridas sobre los avances en la investigación de alergias durante el embarazo.

Referencias:

Pfaller et al. 2021. Management of allergic diseases in pregnancy. Allergy. doi: 10.1111/all.15063

Sherezade MR

Sherezade MR

Soy una doctora en Alergología que en sus ratos libre cuenta la ciencia en redes. Me licencié en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y realicé el doctorado en la Universidad de Medicina de Viena. Ahora trabajo como postdoc en el Instituto de Alergología Fraunhofer asociado al Hospital Charité de Berlín. Mi nueva faceta es divulgadora amateur que hace vídeos cortos en Twitter y streams largos en Twitch. A veces también escribo o consigo logros para la Alianza en World of Warcraft. Página web

Continúa leyendo