Vídeo de la semana

Cómo las apps están cambiando la manera de relacionarnos

El uso de apps para interactuar ha fomentado que podamos relacionarnos de una forma distinta

La llegada de aplicaciones sociales ha supuesto un verdadero revulsivo a la manera en la que nos relacionamos con nuestros semejantes. Algo que era impensable, al menos de la forma en la conocemos, hace 20 años. Estas apps son la versión digital a los anuncios que se ponían en prensa o revistas para entablar amistad, incluso a las cuñas de radio destinadas a tal fin.

La oferta actual es muy vasta, ya que es posible encontrar desde apps para interactuar de manera social, como  Facebook, Twitter o Instagram, a otras que tienen un carácter más íntimo.  Tinder o Badoo serían un par de ejemplos. Pero, ¿qué nos lleva a registrarnos en una app social? ¿Ganas de relacionarnos? ¿Obtener seguidores? ¿Notoriedad?

Independientemente de que se trate de aplicaciones para ligar o de simplemente, para conocer a más personas, estas apps se encuentran en un buen momento de forma. Las aplicaciones de este carácter no son un sustituto de nada, durante el periodo de confinamiento y tras las duras restricciones nos han ayudado a mantener contacto fluido con los demás. Son una forma más de relacionarse tal y como puede ser ir a una cena de trabajo o a un acto social.

Las aplicaciones para relacionarse, no tienen por qué ser necesariamente para ligar, permiten concoer a personas que tienen los mismos intereses que tú. Desde ir a correr por las mañanas a hablar en inglés. En este caso, hablamos de aplicaciones para relacionarse con un fin práctico y con unos intereses comunes. Meet up es un buen ejemplo, y lo que pone a tu disposición es la posibilidad de realizar quedadas, ya sean esporádicas o periódicas. Una aplicación de este tipo lo único que está haciendo es ampliando las posibilidades de interactuar, algo que puede resultar mas complejo o lento si no la utilizamos.

Las reticencias han desaparecido

Hasta hace unos años, antes incluso de la aparición de este tipo de apps, iniciar una relación a través de internet, tenía una doble vertiente. Si bien conocer a más personas no tenía ningún estigma siempre y cuando se tratase del mero hecho del conocimiento, intimar era algo visto con ojos extraños. Pero esto no era más que la respuesta a una necesidad y que ya se había venido haciendo, aunque de otra forma.

A medida que ha ido pasando el tiempo, este tipo de relaciones, y sobre todo tras la consiguiente llegada de las apps, se ha ido normalizando. No resulta ya extraño estar en cualquier red social destinada a conocer a más personas. Por ejemplo, un perfil medio en Facebook tiene una gran cantidad de seguidores. ¿Quién puede tener más de 1000 amigos en la vida real? Obviamente, en una red social no tenemos amigos de verdad. De hecho, a muchos de ellos no los conocemos personalmente. Pero no tiene nada de malo tener conocidos con los que solo hablamos de forma virtual, aportan estímulo a nuestra vida, son fuente de discusión y de conocimiento, de intercambio de pareceres. Algo que sierre resulta enriquecedor.

Razones que nos llevan a utilizar apps sociales

Las aplicaciones de este tipo, ya sean para ampliar nuestros intereses o conocer a más personas, responden a una necesidad. ¿Por qué buscamos en el universo digital aquello que no encontramos en la vida real?

  • Salir de una situación comprometida: Las aplicaciones de uso social son un buen estímulo para personas que este superando un proceso de duelo, como puede ser la pérdida de la pareja o remontar tras una separación.
  • Conocer más sobre cualquier asunto: Por ejemplo, los grupos de Facebook son un buen punto de encuentro para intereses diversos. Desde hobbies a la historia local, encontrar personas o información acorde a nuestros intereses es siempre un gran estimulo.
  • Debatir: Muy usual en apps como Twitter, en la que puedes unirte a un hilo o responder a un tuit de cualquiera. El debate sano favorece el aprendizaje y te abre a otros puntos de vista.
  • Iniciar una relación: Las apps para conocer personas con carácter más íntimo gozan de buena salud. Eso es debida al ahorro en los tiempos. Lo que hace años se hacía tras varios encuentros y un conocimiento progresivo, ahora puede hacerse más rápido y con una persona de cualquier lugar del mundo.
  • Compartir un estilo de vida: Muy normal en los perfiles de Instagram, en el que los usuarios muestran mediante fotografías y videos lugares de interés o su lado más personal o artístico.

Sea como sea, las apps han cambiado la manera en la que nos relacionamos con los demás de manera evidente. Si antes llevaba un proceso más a fuego lento, ha conseguido tornarse hacia lo que se demanda en la actualidad, la inmediatez. Las apps sociales ya no solo nos ayudan a conocer a más personas, sino que abren el campo hacia nuevas formas de interactuar con el conocimiento.

Continúa leyendo