Cómo instalar una impresora USB en Windows y Mac

Aunque es muy posible que ya lo hayas hecho en algún que otro momento, es normal que en ocasiones tengamos ligeros problemas a la hora de instalar una nueva impresora. Te explicamos en esta ocasión los pasos a seguir para instalar una impresora con conexión USB tanto en Windows como en Mac.

Cómo instalar una impresora USB en Windows y Mac
Foto: Istock

En plena era digital, donde el uso de documentos y archivos almacenados en la nube se han incrementado de forma notable en los últimos años, todavía muchas empresas y casas continúan utilizando impresoras, especialmente en aquellos casos en los que deben entregar documentación.

Por suerte, la instalación de una nueva impresora en casa dejó de convertirse en una tarea tan complicada como tediosa, para ser un poco más sencilla. Por ejemplo, hay algunas impresoras que pueden ser instaladas automáticamente, mientras que siguiendo unos simples pasos es también posible añadirla a nuestra red y compartirla con otros usuarios.

No obstante, eso no significa que no sea necesario conocer los pasos a seguir en la mayoría de las ocasiones a la hora de instalar la nueva impresora que hemos adquirido en nuestra tienda de informática favorita.

Instalando una impresora USB (en Windows y Mac)

Es conveniente comenzar la instalación leyendo la guía que encontraremos en la caja de nuestra impresora. En caso contrario, posiblemente el fabricante nos especifique una dirección Web donde poder descargarla para seguir los pasos necesarios. 

Esto es especialmente importante en algunos casos, puesto que si no seguimos los pasos recomendados posiblemente la instalación no se completará, de tal manera que tendremos que empezar de nuevo con el proceso.

Una vez hecho esto, conectamos la impresora al ordenador, asegurándonos de conectarla directamente a cualquier puerto USB que se encuentre libre. Sin olvidarnos, eso sí, de conectarla también a una fuente de alimentación.

Procedemos a encender la impresora. A partir de ese instante lo más común es escuchar cómo la impresora se inicia, activando el mecanismo de alimentación de páginas. Luego, el sistema operativo deberá detectar y proceder a instalar la impresora.

Conectando la impresora USB
Foto: Istock

Hoy en día, la mayoría de las versiones más modernas de macOS X o Windows son capaces de detectar automáticamente la impresora, instalando con ello los controladores necesarios para que funcione correctamente.

No obstante, en caso de estar utilizando una versión anterior, o la impresora no es detectada automáticamente, entonces debemos seguir con el próximo paso: instalar el software que vino con la impresora. De esta forma, conseguiremos instalar cualquier controlador que no haya podido ser instalado con anterioridad.

Eso sí, este paso es útil cuando disponemos de un CD de instalación, pero ¿qué hacer cuando no disponemos de él, o incluso cuando nuestro ordenador ya no dispone de una unidad lectora?

En estos casos lo mejor es descargar los controladores y el software directamente desde el sitio web del fabricante. Para ello debemos dirigirnos a la página de soporte, escoger el modelo y la versión del sistema operativo que estemos utilizando.

¡Listo! Una vez instalados los controladores, la impresora debería estar lista para imprimir.

Continúa leyendo