Cómo hacer tus contraseñas fuertes e inexpugnables

Olvídate de 1234 o de tu fecha de nacimiento, las contraseñas han de ser la primera barrera hacia tus datos sensibles.

Utilizamos contraseñas para todo, desde para desbloquear nuestro teléfono móvil ordenador, a consultar nuestra banca online y poder leer nuestro correo electrónico. Nuestros dispositivos móviles almacenan gran cantidad de contraseñas, y no todas son igual de seguras y robustas. Hasta hace pocos años, y en algunos portales de Internet sigue ocurriendo, las contraseñas podían ser solamente una sucesión de letras o de números. Algo muy sencillo de reventar por la fuerza bruta. Si eres de aquellas personas que no se complican a la hora de elaborar una contraseña, te interesa la lectura de nuestras propuestas. Conseguir una clave que sea muy difícil de violentar o que lleve mucho tiempo, es solo cuestión de aplicar unas reglas sencillas.

Te proponemos un reto antes de que comiences a aplicar los cambios que te sugerimos. Existen diversas páginas que permiten comprobar si una contraseña ya ha sido violentada, cuántas veces o cómo de segura es y el tiempo que llevaría hacerse con ella. Te sugerimos esta web, así puedes hacer las pruebas necesarias y ver cuál es la seguridad que aplicas de forma general. Si te encuentras con el mensaje de que tu contraseña no es totalmente segura o que ha conseguido ser hackeada, toma nota de estos consejos.

¿Qué es una contraseña poco segura?

Aquella que por su composición o por haber sido utilizada numerosas veces, está plenamente expuesta a un ataque masivo. Probablemente no lo sepas, pero seguro que aquella contraseña que utilizabas en tus primeros pasos por Internet, ya no tiene ningún tipo de protección. Aunque parezca mentira, hay personas que no son capaces de ofrecer seguridad en sus contraseñas, y se limitan al 1234 a qwerty o 0000. No pienses que es una contraseña poco segura no va a tener ningún tipo de incidencia. Pueden robarte tu perfil de vendedor en cualquier plataforma y comenzar a cometer estafas en tu nombre, y esto es algo que ocurre prácticamente a diario. Afortunadamente, ahora se solicita una autenticación superior para poder realizar cambios en las contraseñas de muchos lugares, bien puede ser el envío de un mensaje de texto a tu móvil,  un correo electrónico o una notificación push. Pero no quita para que pase.

Cómo hacer tu contraseña más segura

Muchos dispositivos, ya sean teléfonos móviles, tabletsu ordenadores, ofrecen la posibilidad de crear contraseñas seguras. Están formadas por una sucesión de números, letras y símbolos, y se almacenan automáticamente en una nube cifrada a la cual solamente tú tienes acceso. Pero te vamos a ofrecer la manera de crear tus propias contraseñas para que ofrezcan un alto grado de seguridad y puedas recordarlas fácilmente. No es tan complicado, simplemente hay que utilizar un poco de imaginación.

En primer lugar, quienes usamos el alfabeto castellano tenemos una gran aliada para elaborar contraseña, se trata de la letra Ñ, que no está disponible en otras lenguas. Piensa que esta letra es un buen punto de apoyo a la hora de laborar una contraseña segura. Pues vamos a ejemplificar la creación de una contraseña robusta en varios pasos.

1.- Piensa en una palabra que puedas recordar fácilmente, mejor si es larga. Si tiene relación contigo o alguna de tus aficiones, mejor. Por ejemplo, atletismo.

2.- Pensamos en un número de 4 dígitos, evitando una fecha que tenga relación directa contigo, tal como tu nacimiento. Piensa en un hecho histórico que recuerdes bien, por ejemplo, el año en el que España ganó el Mundial de Fútbol, 20210.

3.- Separa las 4 cifras en 2 partes de 2 dígitos, las dos primeras irán delante de la palabra y las dos últimas detrás. Tendríamos entonces 20atletismo10.

4.- Vamos a introducir algún símbolo y si lo deseas, la letra Ñ. Cambiamos alguna vocal y tendríamos 20atletñsm@10.

5.- Esta contraseña ya es muy segura, pero para darle más fortaleza, ponemos alguna letra en mayúscula. 20Atleñsm@10.

Si introducimos la contraseña en el comprobador que hemos referido al principio, aparece que podría ser violentada en 2 billones de años. Mayor seguridad imposible. Aunque pueda parecer un poco farragoso, tener una contraseña segura implica muy poco tiempo y puedes memorizar este sistema para generar nueva contraseña cuando lo desees. Sí, siempre es recomendable no utilizar la misma contraseña en todos los sitios. Ahora ya no tienes excusas, tu seguridad ya depende de ti, asrí que comienza a aplicar estos cambios y ponte a hacer más seguras todas esas contraseñas débiles que están comprometiendo tu seguridad.

Nacho Grosso

Nacho Grosso

Curioso empedernido y procrastinador impenitente.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo