Cómo formatear un CD o un DVD

Formatear un CD o un DVD nos ofrece la posibilidad de borrar los contenidos presentes en el disco para poder volverlo a utilizar de nuevo, y así continuar guardando nuevos archivos. Pero solo existen dos formatos que permiten esta posibilidad: CD-RW y DVD-RW.

Cómo formatear un CD o un DVD
Foto: Istock

No hay duda que la década de los 80, 90 y parte de los 2000 pasaron a convertirse en los años del Compact Disc. Los utilizábamos prácticamente para todo, no solo para escuchar nuestra música favorita tras comprar ese álbum esperado en la tienda de discos musicales, sino para guardar las fotografías de las vacaciones, o almacenar documentos y transportarlos así a diferentes lugares.

Luego, con la llegada de las cómodas memorias USB, y tras el nacimiento del almacenamiento en la nube, los CD han quedado relegados casi al olvido. Aunque es cierto que todavía existen muchos usuarios que continúan utilizándolos, al igual que todavía la industria musical sigue resistiéndose a relegarse únicamente a las plataformas de música digital.

Si aún continúas utilizándolo, posiblemente ya sepas que no es posible formatear o borrar un CD-R, dado que una vez lo grabamos y guardamos datos en él, no es posible restaurarlo y eliminarlos. Al contrario, necesitamos un CD-RW o un DVD-RW (en caso de que deseemos utilizar un DVD), que es la opción ideal para poder volverlo a utilizar siempre que lo necesitemos.

Formateando un CD-RW o un DVD-RW en Windows

Debemos Insertar el CD-RW o DVD-RW en el ordenador, utilizando para ello la unidad de disco diseñada para tal fin, siempre con la etiqueta hacia arriba. En caso de que nuestro ordenador no disponga de una (algo muy común hoy en día con ordenadores de sobremesa y portátiles cada vez más pequeños), será necesario hacernos con una unidad grabadora externa.

Pulsamos sobre el menú de Inicio de Windows, que encontraremos en la esquina inferior izquierda de la pantalla, y abrimos el Explorador de archivos. Ahora tenemos que pulsar sobre Mi PC, y hacer clic en el icono de nuestra unidad de disco. 

Pulsamos ahora sobre Administrador, y luego tendremos que hacer clic en Formatear. Escogemos ahora un sistema de archivos adecuado (la opción predeterminada, la UDF 2.01 es la más recomendada porque es posible utilizarla en la mayoría de sistemas operativos actuales), aunque también puedes escoger la opción de UDF 2.60 en caso de que vayas a reproducir el CD en algún lector de Blu-Ray.

Hacemos clic en Inicio y en Aceptar. Una vez hayamos hecho esto, el sistema empezará a formatear nuestro CD o DVD en función del sistema de archivos que hayamos elegido.

Formateando un CD-RW o un DVD-RW en Mac

Si utilizas macOS el proceso es parecido al que seguimos con Windows. En primer lugar, debemos insertar el CD-RW o DVD-RW en la unidad interna o externa de nuestro Mac. Abrimos Finder y pulsamos sobre Ir para que aparezca un menú desplegable donde luego debemos seleccionar el botón Utilidades.

Hacemos doble clic en Utilidad de discos, seleccionamos el disco, hacemos clic sobre la pestaña Borrar y luego tendremos dos opciones a escoger: Rápidamente, que borrará el disco más rápido (pero no se resolverían los errores que aparezcan), o Completamente (que tardará un poco más, pero en la mayoría de las ocasiones es mucho más efectivo).

Finalmente pulsamos sobre Borrar, y tendremos que esperar unos minutos hasta que se complete el formateo del disco.

También te puede interesar:

Continúa leyendo