Cómo crear una carpeta compartida oculta en Windows 10

Mientras que ya no podemos seguir utilizando el Grupo Hogar para compartir archivos y carpetas, todavía existen algunas formas sencillas de continuar compartiendo archivos fácilmente. Sin embargo, ¿sabías que también es posible compartir carpetas ocultas en Windows 10?

Cómo crear una carpeta compartida oculta en Windows 10
Foto: Istock

Si utilizas Windows 10 es posible que ya hayas descubierto que, hace algún tiempo, Microsoft decidió eliminar la interesantísima funcionalidad de Grupo Hogar, que, entre otros interesantes aspectos, ofrecía la posibilidad de compartir impresoras, archivos y carpetas entre los dispositivos y ordenadores conectados a una misma red doméstica.

A pesar de ello, ya te hemos explicado en una ocasión anterior algunos pasos sencillos y simples para continuar compartiendo impresoras o archivos aún cuando Grupo Hogar ya no se encuentre disponible.

Precisamente, en este sistema operativo, las carpetas compartidas ocultas también son denominadas bajo el nombre de “recursos compartidos administrativos”. Y, como su propio nombre indica, son carpetas compartidas tradicionales, pero no pueden ser visibles a menos que intentemos acceder a ellas utilizando su ruta completa.

Se trataría de añadir simplemente un nivel adicional de protección, creando para ello un recurso compartido de Windows oculto.

Creando una carpeta compartida y oculta en Windows 10 fácilmente

En primer lugar, debemos comenzar abriendo el Explorador de archivos. Luego, nos dirigimos hasta la carpeta que deseamos compartir (y ocultar). Una vez la hayamos encontrado, pulsamos sobre ella con el botón derecho del ratón, para que se abra un menú donde tendremos que clicar sobre Propiedades.

Dentro de la nueva ventana que aparecerá ahora, debemos situarnos en la pestaña Compartir, y luego pulsamos sobre el botón Uso compartido avanzado. Ahora, marcamos la opción Compartir esta carpeta.

Luego, en la pestaña Configuración escribimos un nombre compartido y, al final, añadimos el carácter $, lo que ayudará a indicar al sistema que esa carpeta compartida debe permanecer oculta.

Pulsamos ahora sobre Aplicar, luego sobre OK, y en el botón Compartir. Utilizamos el menú desplegable para escoger el usuario, o grupo, con los que deseamos compartir la carpeta. Por ejemplo, podemos seleccionar a un usuario en particular o escoger el grupo Todos. Pulsamos sobre Agregar.

Luego, en la sección Nivel de permiso, debemos seleccionar el tipo de permisos que deseamos que tenga esa carpeta en concreto (Leer, opción predeterminada, o bien Lectura / Escritura). En caso de que escojamos esta última opción, es necesario tener presente que los usuarios que tengan acceso a ella podrán verla, abrirla, modificarla o incluso eliminar el contenido que se encuentre en el interior de esa carpeta en concreto.

Para terminar, pulsamos sobre Compartir, Listo, Aplicar y, finalmente, OK. Una vez hecho esto, la carpeta compartida quedará oculta cuando utilicemos el Explorador de Archivos.

Continúa leyendo