Cómo configurar una VPN manualmente en Mac

Una VPN es una opción útil para proteger nuestra ubicación y nuestros datos cuando navegamos por Internet. Y aunque existen muchos servicios que nos ofrecen la posibilidad de conectarnos fácilmente a sus servidores mediante un programa simple de instalar y de usar, también es posible que necesitemos configurar la conexión manualmente. Te descubrimos cómo hacerlo en Mac.

Cómo configurar una VPN manualmente en Mac
Foto: Istock

Una VPN (red privada virtual), es una opción útil cuando deseamos proteger nuestra conexión a Internet, algo indispensable y sumamente recomendable cuando, por ejemplo, tendemos por costumbre conectarnos a redes WiFi públicas (sobre todo cuando trabajamos fuera de casa y, en el descanso, acudimos a la cafetería o restaurante con nuestro Macbook Air para seguir trabajando cómoda y tranquilamente desde allí).

Aunque el sitio en cuestión sea de confianza, no sabemos verdaderamente si hay alguien analizando el tráfico que maneja la conexión. Y si accedemos desde ahí a nuestro correo electrónico, perfiles de redes sociales o incluso cuentas bancarias, toda esa información privada podría acabar expuesta (y comprometida).

Lo cierto es que en casa también podemos disfrutar de las diferentes ventajas que nos puede proporcionar una conexión a Internet mediante VPN. Basta, por ejemplo, con que necesitemos sortear las restricciones geográficas para poder leer un determinado sitio web, o porque simplemente deseemos proteger nuestra privacidad al máximo.

Si bien es cierto que, como te explicábamos en un artículo anterior, utilizar una aplicación VPN de terceros se convierte en una de las formas más sencillas y simples de conectarnos a una VPN fácilmente y sin demasiadas complicaciones (puesto que solo bastará con suscribirnos a ese determinado servicio, descargarnos e instalar la aplicación, y pulsar el botón “Encender” o “Conectar”), también es perfectamente posible hacerlo manualmente.

Escogiendo nuestro servicio de VPN

Antes de proceder a la configuración manual de nuestra VPN, es evidente que debemos disponer de un servicio de VPN contratado. Esto no es necesario cuando, por ejemplo, vamos a conectarnos a la VPN de nuestra empresa desde casa (por ejemplo, para trabajar de forma telemática), para lo cual tendremos que disponer de los datos necesarios para proceder a su configuración y conexión.

Si lo vamos a hacer por nuestra cuenta, por ejemplo, para establecer la posibilidad de conectarnos a una VPN externa desde casa, entonces sí es necesario contratar un servicio de VPN mediante una suscripción.

En la actualidad existen muchas empresas que ofrecen este servicio, por lo que es recomendable analizar todas las opiniones de usuarios que ya los han usado, comparar precios y planes de suscripción, y escoger aquella que más nos interese.

Como ya te hemos comentado, en muchas ocasiones la mayor parte de estos servicios tienden a proporcionar una aplicación para descargar e instalar en nuestro ordenador, lo que facilita enormemente el proceso. 

No obstante, si deseas hacerlo todo manualmente, a través de la configuración de VPN incorporada en Mac, entonces es imprescindible asegurarnos de contar con todos los datos necesarios.

Configurando una VPN de forma manual en Mac

Si prefieres hacerlo todo manual, es necesario disponer de todos los datos, lo que incluye la dirección del servidor, el nombre de usuario, la contraseña y el conocido como secreto compartido o certificado.

Para ello, pulsamos sobre el botón de inicio del menú de Apple, y nos dirigimos a Preferencias del sistema. Luego, pulsamos sobre Red, y ahora pulsamos sobre el signo más “(+)”, lo que nos permitirá la creación de una nueva conexión de red.

En el menú desplegable escogemos la interfaz VPN, en Tipo de VPN seleccionamos la opción L2TP sobre IPSec e introducimos un nombre (el que más nos interese, aunque también podemos dejar el que está). Ahora pulsamos sobre Crear.

Introducimos ahora los datos de Dirección del servidor y el nombre de la cuenta (en ocasiones también denominado como nombre de usuario por el servicio de VPN). Y pulsamos sobre Ajustes de autenticación.

Una vez hecho esto, introducimos la contraseña y el secreto compartido, y hacemos clic sobre el botón Aceptar. Seguidamente, pulsamos sobre Aplicar, y para comprobar que todo está correcto, procedemos a conectarnos al VPN pulsando sobre el botón Conectar.

Si todo va bien, el VPN se conectará ahora. Finalmente, cuando hayamos terminado, podremos seleccionar Desconectar para apagar el servicio de VPN y volver a nuestra conexión de Internet normal.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo