Cómo conectar una impresora USB a la red en Windows

No hay nada como conectar una impresora a la red para poder imprimir fácilmente desde cualquier ordenador o dispositivo conectado a la misma. Y lo cierto es que puede ser tan útil tanto en el trabajo como en casa, independientemente del número de personas que se conecten a ella. Basta con establecer conexión y pulsar sobre el botón imprimir, sin necesidad de utilizar cables.

Cómo conectar una impresora USB a la red en Windows
Foto: Istock

Tanto si trabajamos en equipo como si lo hacemos en casa nosotros solos, es cierto que disponer de una impresora conectada a la red nos ofrece muchas posibilidades, en especial cuando tendemos a hacer un uso más o menos intensivo de ella, ya sea porque necesitamos imprimir documentos para el trabajo, o para realizar distintos trámites administrativos.

Peor no hay duda que proporciona muchas más ventajas cuando esa impresora de red forma parte de un grupo de trabajo, o de una red de ordenadores, puesto que todos los dispositivos pueden acceder a esa misma impresora, y además al mismo tiempo. De esta manera, no solo se consigue tener que llevar a cabo un menor mantenimiento, sino que la empresa conseguirá ahorrar costes, al no necesitar una impresora para cada empleado.

En casa también nos brinda muchas posibilidades. Aún cuando no la utilicemos mucho, contar con una impresora USB contada a la red es tremendamente útil cuando distintos miembros de la familia precisan imprimir documentos y, además, usan diferentes ordenadores o dispositivos digitales. Pero, ¿de qué manera podemos conectarla a la red?

Conectando la impresora a un enrutador (en Windows)

El primer paso es buscar el puerto USB en nuestro enrutador o router. Eso sí, antes de proseguir con la explicación de este paso, debemos tener en cuenta que no todos los enrutadores admiten una conexión USB, aunque es cierto que la gran mayoría de los routers actuales, y no solo los de gama más alta, ofrecen esta funcionalidad.

De esta forma, si el router o enrutador que tenemos en casa no cuenta con funcionalidad USB, entonces la solución pasa por comprar un servidor de impresor y conectar así la impresora a la red. 

Conectamos la impresora al puerto USB del enrutador, un paso sumamente sencillo y simple, que no requiere demasiada complicación. Ahora debemos encender la impresora y esperar al menos 1 minuto, tiempo durante el cual el enrutador reconocerá la impresora que hemos conectado a él.

Ahora debemos habilitar el uso compartido de impresión en el enrutador. Para hacerlo, tenemos que abrir cualquier navegador web y escribir la dirección IP del enrutador en la barra de direcciones, para luego presionar Enter. Generalmente suele ser 192.168.0.1 o 192.168.1.1. Iniciamos sesión en el enrutador, y una vez dentro accederemos a la pantalla de configuración del firmware del dispositivo. 

Accedemos al menú donde configurar la conectividad USB, y debemos habilitar la compatibilidad con la impresora USB (o, bien, con el modo Servidor de impresora). Una vez hecho el cambio, debemos guardar la configuración.

Ahora nos vamos a nuestro ordenador. Pulsamos sobre el icono de Windows que encontraremos situado en la esquina inferior izquierda de la barra de tareas, y pulsamos sobre la opción Impresora y escáneres al escribir la palabra “Impresora” en el buscador.

Pulsamos ahora sobre el botón Agregar una impresora o escáner, momento en el que Windows buscará de forma automática dispositivos disponibles. Eso sí, es bastante probable que no sea capaz de detectar la impresora que deseamos añadir, por lo que seguramente tendremos que pulsar sobre La impresora que quiero no aparece en la lista

Seleccionamos Agregar una impresora o red local con configuración manual, y pulsamos en Siguiente. Pulsamos sobre Crear un nuevo puerto de impresora, y en el menú desplegable nos quedamos con la opción TCP / IP estándar, para luego hacer clic en Siguiente

Ahora que nos encontramos en el siguiente apartado, solo tenemos que introducir la dirección IP de nuestro enrutador, pulsar sobre Siguiente, seleccionar Personalizado, e instalar los controladores de la impresora. Si dispones del archivo de instalación, o un CD, este es el momento ideal para seleccionarlo / introducirlo. En caso contrario, es posible seleccionar la marca de la impresora y el modelo. 

Para terminar, solo tenemos que escribir un nombre para nuestra impresora, y pulsar sobre No compartir esta impresora. ¡Listo! Ya podemos comenzar a imprimir sin movernos del asiento, fácilmente y a través de la red.

También te puede interesar:

Continúa leyendo