Cómo conectar nuestro iPad a un televisor

Aunque nuestro iPad es ideal para ver contenido multimedia, es posible que en algunos momentos prefiramos una pantalla más grande. Te explicamos cómo conectarlo a un televisor.

Cómo conectar nuestro iPad a un televisor
Foto: Istock

El iPad continúa siendo una excelente forma de disfrutar de películas y de contenido televisivo en directo, especialmente cuando disponemos de un iPad Pro de 12,9 pulgadas, al disponer de una pantalla excelente. Es más, se convierte en una opción única para deshacernos de los cables de la televisión.

Sin embargo, aún cuando es ideal para ver contenidos multimedia de forma totalmente portátil y en cualquier lugar, es posible que, en algunas ocasiones, echemos en falta una pantalla algo más grande.

Esto es aún más evidente en determinados momentos en los que, por ejemplo, deseamos compartir un determinado contenido con nuestros familiares y amigos, lo que nos “obliga” a necesitar una pantalla visualmente más amplia.

Por suerte, es perfectamente posible conectar nuestro iPad al televisor a través de una conexión por cable o de forma totalmente inalámbrica. Te explicamos lo que debes hacer según el método escogido.

Conectando el iPad a la televisión con Apple TV y AirPlay

Apple TV se convierte en una excelente manera de conectar el iPad a la televisión, especialmente con la ayuda de AirPlay, que es un tipo de conexión inalámbrica creada por Apple, de manera que podemos mantener la tableta en nuestro regazo y utilizarlo como control remoto mientras enviamos la pantalla al televisor.

De hecho, Apple TV utiliza AirPlay para interactuar con el iPad, y la mayoría de las aplicaciones de transmisión funcionan con este sistema, enviando vídeo de pantalla completa de 1080p al televisor. 

No obstante, incluso aquellas apps que no son compatibles con AirPlay pueden funcionar a través de Mirroring, que es capaz de reflejar la pantalla del iPad en el televisor.

En cualquier caso, es evidente que si disponemos de un Apple TV no sería necesario conectar el iPad al televisor, ya que cuenta con una serie de aplicaciones preinstaladas en el dispositivo, que se ejecutan de forma nativa en el mismo. 

A través de Chromecast

En caso de que no dispongas de un Apple TV, pero sí Chromecast de Google, este pequeño y útil dispositivo con conectividad HDMI puede convertirse en una posible solución. Eso sí, en esta ocasión, en lugar de conectar el Apple TV al televisor tendremos que conectar el dispositivo de Google.

Consiste en realidad en un método relativamente fácil, puesto que podemos utilizar el iPad para la configuración de Chromecast y vincularlo así a la red WiFi. De esta manera, cuando todo se haya configurado correctamente, y todo funcione como debería, podremos transmitir la pantalla del iPad al Chromecast. Siempre y cuando, eso sí, la aplicación sea compatible.

Debido a ello, nos encontramos con un elemento limitante muy importante, ya que, a diferencia del Apple TV, Chromecast debe estar integrado en la app. 

Mediante un adaptador AV digital Lightning

Apple desarrolló hace algún tiempo un práctico adaptador AV digital Lightning, que facilita enormemente el proceso de conectar nuestro iPad a un televisor. De hecho, se convierte posiblemente en una de las soluciones más fáciles y sencillas, ya que todo ocurrirá a través de un cable HDMI, que se “encargará” de transferir la pantalla del iPad directamente a la TV.

En caso de que nos preocupe la batería, el adaptador también ofrece la posibilidad de conectar un cable USB al iPad, por lo que podremos cargarlo y mantenerlo a un nivel adecuado de batería mientras disfrutamos de nuestro programa de televisión favorito.

Eso sí: el conector Lightning no es compatible con el iPad, iPad 2 y iPad 3 originales. En caso de querer usar esta opción en estos modelos, será necesario comprar un adaptador AV digital Lightning de Apple con conector de 30 pines, diseñado exclusivamente para versiones de iPad más antiguos.

Conectando un iPad con un adaptador VGA

En caso de que tu televisor disponga de una entrada VGA, puedes optar por el adaptador de Apple Lightning a VGA. Se trata, es cierto, de una solución excelente para muchos monitores, admitiendo además la función de “duplicación de pantalla”. Eso sí, el sonido podrá ser transmitido, por lo que necesitaremos unos altavoces externos para poder escuchar algo.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo