Cómo conectar el ordenador a la televisión fácilmente con un cable HDMI o VGA

Aunque es posible utilizar un monitor de gran tamaño con nuestro ordenador favorito, o incluso utilizar una gran pantalla como segundo monitor cuando usamos un portátil, en ocasiones podríamos necesitar conectarlo directamente a la televisión. Con los cables adecuados, lo cierto es que se trata de un procedimiento sencillo y simple.

Cómo conectar el ordenador a la televisión fácilmente con un cable HDMI o VGA
Foto: Istock

Son muchos los motivos por los que desearíamos ver la pantalla de nuestro ordenador en la televisión. Desde trabajar más cómodamente en una pantalla más grande, hasta ver en familia las fotografías de las vacaciones, en un tamaño mucho más amplio. Es evidente que las posibilidades son infinitas, y lo cierto es que conectar ambos dispositivos no requiere mucho: solo saber hacerlo, y contar con los elementos necesarios para ello.

En muchas ocasiones bastará con utilizar un cable HDMI, un cable VGA o un cable DVI. O incluso dependiendo de lo innovador y actual que sea nuestro televisor, hoy en día es perfectamente posible incluso hacerlo mediante transmisión inalámbrica, siempre que dispongamos de un televisor inteligente, o de un dispositivo de transmisión que ofrezca esta posibilidad.

No obstante, si nuestro televisor no dispone de la posibilidad de recibir conexiones inalámbricas, entonces lo más probable es que debamos hacerlo únicamente con un cable. Nuevamente, la elección de un cable u otro dependerá también del tipo de conexión que tenga la TV, o de lo que deseemos ver / reproducir.

Por ejemplo, un cable VGA se caracteriza por ser un tipo de conexión más antigua, pero que solo permite enviar vídeo, de manera que si deseamos reproducir el sonido del ordenador en el televisor deberemos conectar también un cable de audio. El cable HDMI, sin embargo, es un poco más avanzado, ya que permite enviar video y audio de alta definición, todo ello a través de un mismo cable.

Conectando nuestro ordenador a la TV a través de un cable HDMI

Se trata de una opción sumamente simple y sencilla. En un principio, debemos conectar nuestro ordenador al televisor con la ayuda de un cable HDMI macho a macho. Debemos tener en cuenta que el puerto HDMI del ordenador será exactamente igual que el puerto HDMI del ordenador, por lo que el cable que utilicemos deberá tener el mismo conector situado en ambos extremos.

Eso sí, dado que es tremendamente probable que nuestro televisor tenga más de un puerto HDMI, es conveniente tener presente en qué puerto hemos conectado el cable, para continuar con el siguiente paso.

Con la ayuda del mando de la televisión, ahora debemos cambiar la entrada del televisor, para modificar la entrada del TV al puerto de HDMI donde hemos conectado el ordenador. Algunos televisores pueden hacer esto de forma automática desde el momento en el que detectan una señal, mientras que otros muestran un aviso durante algunos segundos que ofrece la posibilidad de seleccionarlo rápidamente si pulsamos el botón ‘OK’ de nuestro mando.

Ahora debemos configurar el ordenador. Para ello, tendremos que pulsar con el botón derecho del ratón sobre el escritorio, y seleccionar Configuración de pantalla. Luego, debemos hacer clic en Detectar, de tal manera que el sistema buscará automáticamente el televisor que hemos conectado. Si aparece una segunda pantalla en esta ventana, significa que el ordenador lo ha detectado sin problemas. En ella se mostrarán unos recuadros con el número que el sistema ha asignado al monitor del ordenador y a la pantalla del televisor. En la mayoría de las ocasiones “1” será la pantalla principal, y “2” será la pantalla secundaria.

Finalmente, solo tendremos que pulsar sobre el menú desplegable de Varias pantallas, y escoger algunas de las opciones disponibles. Es posible duplicar las pantallas, extenderlas, o mostrar únicamente el contenido en la pantalla número 1 o en la pantalla número 2.

Conectando nuestro ordenador a la TV a través de un cable VGA

Si optas por un cable VGA porque tu ordenador o tu televisor no dispone de conectividad HDMI, en este caso únicamente debes conectar el ordenador al televisor con la ayuda de un cable VGA macho a macho. Como ocurre con el cable HDMI, tanto el puerto VGA del ordenador como del televisor deben ser exactamente iguales, y ambos deben tener el mismo conector situado en cada extremo.

En algunos televisores es posible que la entrada VGA se encuentre etiquetada como “Computer IN” o “PC IN”, lo que dependerá del fabricante en sí.

Eso sí, recuerda que esta opción únicamente mostrará el contenido visual del ordenador, ya que solo transmite vídeo. Por tanto, si deseas también escuchar el sonido, será necesario conectar el ordenador al televisor con un cable de audio macho a macho, que consistirá con un cable de audio estéreo de 3,5 mm, similar al típico extremo del conector de unos auriculares.

Una vez hecho esto, solo tendremos que cambiar la entrada del televisor, y efectuar las configuraciones necesarias en el ordenador, de la misma manera como lo hemos hecho en el apartado dedicado a la conexión mediante un cable HDMI.

Continúa leyendo