Cómo comprobar la configuración del firewall del ordenador

El firewall (o cortafuegos) de un ordenador es esencial a la hora de proteger las conexiones entrantes y salientes que no hayan sido permitidas por el usuario, especialmente cuando el sistema considera que podrían suponer un riesgo para la seguridad.

Cómo comprobar la configuración del firewall del ordenador
Foto: Istock

Se calcula que, en promedio, los piratas informáticos consiguen infiltrarse en el ordenador de un usuario cada 39 segundos. Esto significa que al menos un tercio de los estadounidenses se verán afectados por este fenómeno cada año. Debido a ello, la protección de algunos de nuestros datos más confidenciales (como la información personal o bancaria), debería convertirse en la máxima prioridad. Y el uso de un firewall se constituye como una de las primeras líneas de defensa.

Un firewall consiste en una herramienta útil para detener cualquier tráfico peligroso o fraudulento, antes de que entre en la red. Por ejemplo, impiden que algunos programas específicos puedan acceder a internet cuando el sistema considera dicha actividad como demasiado riesgosa. 

De esta manera, sin la existencia de un firewall, cuando accedemos a internet desde nuestro ordenador podríamos poner en peligro nuestra información personal, haciéndolo más proclive a sufrir determinados problemas, como: acceso por puerta trasera, el secuestro de una conexión remota, fraudes o ataques por correo electrónico o incluso en enrutamiento de origen.

Por tanto, siempre es de cierta utilidad no solo saber modificar la configuración del firewall que se encuentra activo en nuestro ordenador, sino cuáles son las medidas que, por ejemplo, estarían activadas en estos precisos momentos. Dicho sea de paso, los usuarios que utilizan macOS por lo general no necesitan habilitar o utilizar el servicio o programa de firewall integrado.

Comprobando la configuración del firewall en nuestro PC

Debemos comenzar accediendo al menú de Inicio de nuestro Windows. El programa de firewall predeterminado que utiliza este sistema operativo lo encontraremos ubicado dentro de Sistema y seguridad, en el Panel de control. Aunque también es posible acceder al mismo si optamos por introducir la palabra ‘Firewall’ en la barra de búsqueda del menú Inicio.

Una vez hecho esto, debemos pulsar sobre la opción Firewall de Windows, que aparecerá en la parte superior de la ventana de búsqueda.

En la nueva ventana que se abra podremos revisar cuál es la configuración de nuestro firewall. Deberíamos ver dos secciones, ambas con escudos verdes situados a la izquierda (lo que significa que para estas secciones en concreto el firewall se encuentra activo), tituladas “Redes privadas” y “Redes públicas o de invitados”.

Si pulsamos sobre Configuración avanzada, que encontraremos a la izquierda del menú principal, aparecerán nuevas opciones, como:

  • Reglas de entrada: qué conexiones entrantes son permitidas de forma automática.
  • Reglas de salida: qué conexiones de salida son permitidas de forma automática.
  • Reglas de seguridad de conexión: líneas de base para las conexiones que permitirá el ordenador y las bloqueará.
  • Supervisión: se trata de una descripción general acerca de las pautas básicas de supervisión relacionadas con el firewall.

Una vez comprobada la configuración, o modificada, solo tendremos que guardar los cambios y salir del menú.

¿Y en macOS?

Para comprobar la configuración en nuestro Mac debemos acceder a Preferencias del sistema desde el menú principal de Apple. Luego debemos pulsar sobre Seguridad y privacidad, y una vez hemos clicado en este apartado, aparecerá una ventana con diferentes pestañas. Tendremos que pulsar en Firewall.

Una vez dentro, lo más probable es que el Firewall de nuestro Mac se encuentre desactivado. Se trata de algo normal, que viene así de forma predeterminada. Si deseamos activarlo, deberemos desbloquear el menú pulsando sobre el icono con forma de candado que se encuentra disponible en la parte inferior derecha de la ventana, e introducir las credenciales de administrador. 

Después de activarlo, podremos acceder al apartado sobre Opciones de firewall, y elegir a su vez las distintas opciones que nos ofrece el sistema, entre ellas bloquear todas las conexiones entrantes, permitir automáticamente algún tipo de software concreto (integrado y / o firmado), o activar el conocido como modo encubierto.

Una vez hechos los cambios pertinentes, solo tendremos que pulsar sobre Aceptar.

También te puede interesar:

Continúa leyendo