Cómo bloquear software espía (spyware) fácilmente

El spyware (o software espía) suele ser difícil de detectar, y puede llegar a convertirse en un serio problema para la seguridad del usuario afectado, ya que intenta obtener información personal como datos de inicio de sesión en determinados sitios web, o incluso información bancaria.

Cómo bloquear software espía (spyware) fácilmente
Foto: Istock

El spyware, o software espía, consiste en un tipo de software malintencionado, también conocido como malware, que se instala en nuestro ordenador, tableta o teléfono móvil sin que lo hayamos autorizado (e incluso en muchas ocasiones sin percatarnos de ello). No solo invade el dispositivo, también puede llegar a robarnos información confidencial, además de captar el uso que hacemos en internet para posteriormente transmitirlo a usuarios externos, empresas de datos o anunciantes.

Lo cierto es que cualquier software que se haya descargado sin la autorización expresa del usuario puede ser clasificado como spyware. Por tanto, se convierte en una de las amenazas más comunes para los usuarios que navegan continuamente por internet. Y es que, una vez instalado, monitorea la actividad de la persona en internet, rastrea sus credenciales de inicio de sesión (tanto usuario como contraseña), y además puede llegar a espiar información confidencial.

En la mayoría de las ocasiones persiguen el objetivo de obtener contraseñas de acceso a múltiples servicios online, números de tarjetas de crédito e información bancaria. Además, suele ser difícil de detectar, aunque existen algunos “síntomas” que pueden alertarnos de ello. En un principio, lo más común es notar una notable reducción en la velocidad de conexión a internet, o del procesador. Mientras que, en el caso de los teléfonos móviles, puede influir sobre todo en la duración de la batería y en el uso de los datos.

Aún cuando nunca te hayas enfrentado a este problema, siempre es conveniente saber de qué manera podemos prevenir la instalación de cualquier software espía en nuestro ordenador, o teléfono móvil. Te explicamos algunas pautas y consejos que deberías tener en cuenta.

Navegación segura y prácticas adecuadas

Descarga siempre los archivos únicamente de fuentes de confianza

Siempre que sea posible, trata de descargar el software directamente desde la página web oficial del desarrollador original. Además, es conveniente tener especial cuidado con aquel software que solicita nuestra información personal, o incluso intenta instalar otras aplicaciones o programas adicionales. 

Si utilizas Windows, recuerda que debes tener especial cuidado con los archivos ejecutables, tales como .exe y .msi, especialmente cuando provienen de fuentes desconocidas. En este sentido, Microsoft utiliza una firma digital específica para desarrolladores de confianza, por lo que se notificará al usuario cuando el instalador de ese software en concreto no posee ninguna.

Si utilizas macOS X, probablemente sabes que a partir de la versión 10.8 este sistema operativo únicamente permite, de forma predeterminada, la instalación de aplicaciones de desarrolladores de confianza. Igualmente, es posible comprobar esta configuración a través de Preferencias del sistema y Seguridad y privacidad.

En lo que a los dispositivos móviles se refiere, los usuarios de iOS únicamente pueden instalar aplicaciones desde la App Store, por lo que se consideran casi cien por cien seguras. Fuera de este servicio, no es posible hacerlo a menos que el dispositivo cuente con jailbreak.

En el caso de Android, de forma predeterminada los usuarios únicamente pueden instalar también aplicaciones desde la Play Store, aunque sí puede permitir la instalación desde fuentes desconocidas.

Asegúrate de que el navegador web está actualizado a la última versión

Mantener nuestro navegador web debidamente actualizado, con la última versión, nos garantiza que las últimas correcciones de seguridad estén activas, especialmente mientras navegamos por nuestros sitios web favoritos.

En muchas ocasiones, la mayoría de los navegadores modernos tienden a actualizarse solos en segundo plano, a medida que estén disponibles, por lo que prácticamente no tendremos que hacer nada.

Analiza los archivos que se hayan podido descargar sin tu permiso

Aunque en la mayoría de las ocasiones el navegador nos avisa desde el momento en el que una página web intenta descargar un archivo en nuestro ordenador, siempre es buena idea acceder directamente a la carpeta ‘Descargas’ para comprobar, por fechas, los últimos archivos descargados.

También te puede interesar:

Continúa leyendo