Cómo abrir archivos EXE en un Mac (macOS)

Un archivo EXE consiste en un archivo ejecutable que se utiliza comúnmente en distintos sistemas operativos, entre los que podemos mencionar principalmente tanto Windows como MS-DOS. Por tanto, no han sido diseñados para ser usados en macOS (el sistema operativo de Apple). Aunque esto no significa que no existan opciones para poder abrirlos bajo este entorno.

Cómo abrir archivos EXE en un Mac
Foto: Istock

Un archivo EXE consiste básicamente en un archivo ejecutable que contiene una secuencia codificada de instrucciones que el sistema operativo puede ejecutar directamente, a partir del momento en el que el usuario lo abre. Aunque es cierto que comúnmente los archivos ejecutables más habituales suelen presentar una extensión EXE, la realidad es que existen cientos de formatos de archivos ejecutables, como BAT, CMD, INF, PIF, RUN, WSH o COM.

Son reconocidos por los usuarios de Windows, básicamente porque se caracteriza por ser uno de los sistemas operativos más populares que utiliza y ejecuta este tipo de archivos. Pero también son archivos ejecutables que se utilizan en otros SO, como por ejemplo es el caso de ReactSO, OpenVMS o la propia MS-DOS. 

Como vemos, macOS (el sistema operativo desarrollado por Apple para sus ordenadores portátiles y de sobremesa) no se encuentra entre ellos. Lo que puede hacer que nos realicemos una pregunta, especialmente si en un momento dado estábamos acostumbrados a trabajar con el entorno de Windows, y ahora hemos pasado a usar macOS: ¿de qué manera podríamos abrir un archivo EXE en una Mac?

Antes de intentar abrir un archivo EXE en Mac

Dado que los archivos con extensión EXE no han sido específicamente desarrollados para su uso en macOS, es normal que siempre que intentemos abrir y ejecutar uno, el sistema operativo simple y llanamente no es capaz de reconocerlo.

En este sentido, cuando deseamos usar un programa en Mac que solo está disponible como programa o instalador EXE, lo mejor que podemos hacer es comprobar si existe una versión específica desarrollada para su instalación en macOS. Es lo que ocurre, por ejemplo, con muchos programas populares que disponen de distintas versiones para diferentes sistemas operativos, de tal forma que siempre encontraremos una versión desarrollada para Windows y otra para macOS.

Abriendo un archivo EXE en macOS (Mac)

Si no encontramos una versión de ese programa desarrollada para Mac, otra opción popular es ejecutar Windows desde macOS, utilizando una partición individual del disco duro donde instalar este sistema operativo de Microsoft. O, bien, usar lo que se conoce como emulador o máquina virtual, que consisten en un tipo de programa que emulan una PC con Windows y permite tener instalados programas EXE basados en este sistema operativo, pero sin la necesidad de contar con una partición específica en el disco duro.

Como ya te hemos mencionado en diferentes momentos, Parallels Desktop ha pasado a convertirse en los últimos años en uno de los emuladores más populares, aunque se caracteriza por ser una opción de pago.

También existen otras opciones útiles y gratuitas, como ocurre con WineBottler, aunque en esta ocasión no son necesarios emuladores ni máquinas virtuales.

Continúa leyendo