China habría construido un túnel de viento hipersónico (se desconoce su ubicación)

La nueva instalación, cuyo nombre y ubicación permanecen en secreto, puede simular condiciones de vuelo extremas a Mach 5 o más rápido a gran altura.

 

 China ha logrado avances significativos en las pruebas y el desarrollo de la tecnología hipersónica. Tras haber disparado un misil hipersónico que dio la vuelta al mundo, posteriormente se ha descubierto que el vehículo deslizante disparó una submunición en el Mar de China Meridional.


Según comenta el South China Morning Post (SCMP), el nuevo túnel de viento construido en China para probar vuelos hipersónicos necesita tanta energía que no se puede conectar a la red eléctrica local. El país opera la red más poderosa del mundo y transmite casi un tercio de la energía producida en el planeta.

Para simular condiciones de vuelo extremas a Mach 5 o más rápido a gran altura, el túnel de viento hace funcionar una bomba de vacío de 13 megavatios para crear un entorno extremo a partir del aire.


Pero la potencia necesaria para que la bomba funcionara continuamente era mayor que "el límite superior permitido por la red local de distribución de energía eléctrica", dijo el ingeniero de investigación Li Yanliang, del Instituto de Vehículos de Gran Marcha Espacial de Beijing, en un artículo publicado en el diario nacional.


La energía necesaria para operar esta bomba es tan alta que en lugar de conectar las bombas a la red, se están utilizando bombas diésel utilizadas en los motores de los barcos, escribieron investigadores del Instituto de Vehículos de Gran Marcha Espacial de Beijing en un artículo publicado localmente.

Pruebas del pasado

Las pruebas en el túnel de viento son fundamentales para saber si los diseños de aeronaves y armas pueden alcanzar su potencial. En los días de la Guerra Fría, la Unión Soviética y los EE. UU. construyeron túneles de viento para las tecnologías que estaban desarrollando, aunque no sabemos cuánta energía consumían.

Los investigadores afirman que el nombre, la ubicación y la clasificación máxima de Mach de la instalación se mantienen en secreto, pero ha desempeñado un papel crucial en el programa de armas hipersónicas de China al permitir que las pruebas en tierra revelaran dificultades técnicas y de ingeniería críticas antes de enviar los misiles para un vuelo de prueba.


El túnel de viento de tres metros de ancho requiere una potencia de 900 MW si China desea realizar pruebas hipersónicas en condiciones de flujo de viento continuo en Mach 8. Este cálculo también supone que la altitud es de 40 000 metros y las temperaturas superan los 2700 °C.

Los científicos chinos involucrados en el proyecto afirmaron que replicar la secuencia completa del vuelo hipersónico en tierra era difícil. El propulsor de cohetes está construido dentro de la cámara de combustión del motor scramjet en un misil hipersónico estándar. El cohete podría salir disparado del misil y destruir el túnel de viento cuando se separe.

Un misil hipersónico puede viajar miles de kilómetros en el cielo a cinco veces la velocidad del sonido o más rápido, gracias a un pequeño cohete propulsor que lo impulsa a una velocidad casi hipersónica, según SCMP. 

Referencia: South China Morning Post

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo