¿Baterías recargables hechas de cemento? Científicos describen un nuevo concepto que lo permitiría

Este concepto ofrecería una solución alternativa a la actual crisis energética, al proporcionar un gran volumen de almacenamiento de energía.

Baterías recargables hechas de cemento
Foto: Istock

¿Te imaginas un edificio completo de cemento, de 30 pisos, capaz de almacenar energía como si de una batería gigantesca se tratase? Gracias a una investigación llevada a cabo recientemente por la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia, se trataría de una visión que, algún día, podría convertirse en realidad.

Y es que investigadores del Departamento de Arquitectura e Ingeniería Civil han publicado un artículo en el que describen un nuevo concepto de baterías totalmente recargables fabricadas de cemento.

Como opinan los científicos, la creciente necesidad de materiales de construcción sostenibles plantea grandes desafíos para los expertos. De ahí que muchos especialistas lleven ya varios años trabajando duramente en la búsqueda de materiales de construcción del futuro. Así, ahora, han desarrollado un concepto mundial para una batería recargable a base de cemento.

El concepto involucra una combinación a base de cemento con pequeñas cantidades de fibras de carbono de pequeño tamaño, añadidas con la finalidad de aumentar la conductividad y la tenacidad a la flexión. Luego, en el interior de la mezcla, nos encontraríamos con una malla de fibra de carbono cubierta de metal, consistente en hierro para el ánodo y níquel para el cátodo. Este es, después de mucha experimentación, el prototipo presentado hace apenas unos días por los investigadores.

Hasta el momento, los resultados de estudios anteriores que ya habían investigado la tecnología de baterías de cemento habían mostrado un rendimiento muy bajo, por lo que los científicos se dieron cuenta que debían pensar en otra forma de producir el electrodo.

Batería de cemento recargable
Foto: Universidad de Tecnología de Chalmers

La investigación ha producido una batería recargable a base de cemento con una densidad de energía media de 7 vatios por metro cuadrado. Esta densidad es utilizada para expresar la capacidad de la batería. Y, de acuerdo a los expertos, el rendimiento de esta nueva batería podría ser 10 veces superior a las desarrolladas hasta ahora.

Si bien es cierto que la densidad de energía conseguida aún continúa siendo baja, sobre todo cuando la comparamos con las baterías comerciales, esta limitación podría superarse gracias al enorme volumen al que se podría construir la batería cuando se usa en edificios.

Sería muy útil para resolver problemas de almacenamiento de energía

Una de las cualidades más importantes de una batería es que sea recargable. Y, como plantean los expertos, si se consigue desarrollar más el concepto, las aplicaciones podrían ser revolucionarias

Aunque el almacenamiento de energía es una posibilidad bastante evidente, la monitorización es otra. Por ejemplo, los científicos ven aplicaciones que podrían ir desde proporcionar conexiones 4G en áreas remotas hasta alimentar LED, pasando por ofrecer protección catódica contra la corrosión en la infraestructura de cemento.

Pero sus posibilidades son mucho mayores, ya que la batería podría acoplarse con paneles de células solares con la finalidad de proporcionar electricidad y convertirse en la fuente de energía adecuada para sistemas de monitoreo en puentes o carreteras.

El hormigón, que se forma combinando cemento con otros ingredientes, es el material de construcción más utilizado en el mundo, por lo que, aunque desde una perspectiva de sostenibilidad, la idea está lejos de ser ideal, sí podría ofrecer una nueva dimensión.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo