Así vino el iPhone a cambiar el mundo de la telefonía móvil

Solo han pasado 14 años, pero tecnológicamente estamos muy lejos de ese primer dispositivo

Fue un 9 de enero de 2007 cuando se produjo la presentación del primer iPhone.. Un dispositivo que estaba destinado a cambiarlo todo. Parecía curioso que la compañía Apple se lanzara a diseñar un teléfono y ponerlo a la venta. Pero no se trataba de un simple teléfono, era algo más. ¿Deseas conocer qué fue todo lo que cambió el dispositivo de Apple en el mundo tecnológico? La compañía de la manzana mordida no dejó a nadie indiferente ese día. Steve Jobs asombró con ese pequeño dispositivo que era una mezcla ordenador, dispositivo de música portátil y cámara de fotos, entre otros más, como podía ser un GPS.

La reacción que se produjo tras la presentación fue de todo menos fría. Muchos, la mayoría, pensaron que Jobs estaba loco, pero quedaron maravillados. Los más críticos no dieron recorrido a ese producto. Pensaban que ese cacharro no iba a tener éxito y sería otro de los fracasos de Apple. Además, el precio de partida era bastante superior al de cualquier teléfono móvil que se pudiera comprar por aquel entonces. Pero ocurrió todo lo contrario, el éxito fue arrollador. Buena prueba de ello es que cada año desde ese 2007 ha salido, al menos, un modelo de iPhone diferente.El iPhone fue el resultado final de unos años de desarrollo por parte de un equipo muy competente. Jobs estuvo muy encima durante toda la fase de diseño. Incluso puso el grito en el cielo cuando alguien dejó caer la posibiidad de que ese teléfono tuviese integrado en lápiz.

Así fue la presentación

Si tienes curiosidad puedes verla en YouTube, tiene una duración próxima a la hora y media. A pesar de apariencia idílica, nadie del entorno de Jobs, ni el propio Steve, daba un centavo por ella. No por el producto en sí, que era rompedor, sino porque no había. garantías completas de que no fuera a fallar. Efectivamente, el primer iPhone estaba completo en cuanto a diseño, pero el software se encontraba en fase de desarrollo todavía. Al poco de comenzar a ser el iPhone, su software se colgaba. Para evitarlo que pasara, diseñaron la escena con varios iPhone sobre el escenario y un hábil movimiento de cámaras. hizo la magia. Daba la impresión de que Jobs siempre usaba el mismo dispositivo. Además, se solicitó a la empresa de telefonía AT&T que instalara una antena de datos en el exterior del recinto y que sería de uso exclusivo para los dispositivos presentes en el escenario.

 

Pero la presentación fue en éxito y la sensación sorprendente. Ese dispositivo era algo nuevo, quizás demasiado para lo que estábamos acostumbrados. El panorama en el mundo de la telefonía estaba dominado por Nokia, Motorola y Sony Ericsson. 

Todo lo nuevo que aportó Apple con el iPhone

El iPhone conjugaba al propio teléfono, un navegador, un reproductor de música, un GPS y sobre todo, una pantalla de solo 3,5 pulgadas que era el centro de operaciones. Sí, el dispositivo no tenia teclado, un punto muy a su favor que ya sabemos la incidencia que ha tenido en el resto de fabricantes. Todos los smartphones actuales, excepto aquellos para personas mayores, no tienen teclas. La capacidad era de 8 GB, si bien se lanzaron algunos modelos de 4 GB que suelen estar muy bien cotizados en la actualidad.

El gesto de deslizar el dedo por la pantalla es ya algo universal, pero también descargar apps y utilizarlas. Ese primera iPhone no tenía la posibilidad de instalar apps externas. Hubo de pasar casi un año para que se pusiera en marcha la App Store. Se abría otro mundo nuevo, una boutique de aplicaciones en la que podías descargar e instalar a tu gusto. Apple había además desarrollado un sistema operativo propio, caracterizado por ser muy intuitivo y que, a día de hoy, sigue siendo muy sencillo de utilizar.

Apple abrió la caja de los truenos con su dispositivo novedoso

La expectación por el dispositivo fue en aumento hasta conseguir que el iPhone original, como fue conocido, consiguiera ser un éxito. Contribuía a ello el hecho de estar rematado de manera elegante con una trasera de aluminio con el logo de la manzana pulido. Las pantallas grandes tardaron en llegar, Apple dio el salto a las 4 pulgadas en 2010 con el iPhone 4, y a tamaños mayores a partir de la serie Plus, que se inició en el iPhone 6 de 2014.

Este modelo no llegó a España de manera oficial, solo pudieron tenerlo quienes lo conseguían en plataformas de ventas o quienes vivían en ese país. Tuvimos que esperar un año, al verano de 2008, para poder disfrutar de la siguiente generación, la del iPhone 3G. Movistar fue el operador que lo vendía, formándose colas en la Gran Vía de Madrid para formalizar el contrato de compra.  Actualmente es posible encontrar unidades en buen estado en el mercado de segunda mano a un precio elevado.

Y es que guste o no, este teléfono fue el espejo en el que el resto de fabricantes comenzara a mirarse, teniendo además efectos demoledores. Blackberry, que tenia una importante parte del pastel, se diluyó. Nokia no levantó cabeza desde su magnífico N95 y fue de capa caída, y Samsung de momento no era rival. Tuvieron que pasar años para que el gran público apreciase que ese dispositivo obra y gracia de Jobs y su equipo, estaba destinado a entender de otra forma el concepto de teléfono.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo