Así son las camas para gamers

La firma Bauhutte ha creado un modelo con múltiples accesorios que permite jugar a videojuegos manteniendo la horizontalidad.

camas gamers
Bauhette

Pueden parecer sacadas de una película de ciencia ficción o de una serie distópica de Netflix, pero las camas diseñadas para gamers son una realidad y están aquí para quedarse.

El fabricante de este complemento es, como no podía ser de otra manera, una firma japonesa llamada Bauhutte. Esta compañía está especializada en el diseño y la venta de todo tipo de mobiliario y accesorios para amantes de los videojuegos, incluyendo ropa, sillas, escritorios, apoyos para jugar de pie, etc.

También comercializa escritorios que permiten al jugador recostarse en sillones parecidos a los de los dentistas, para que se echen alguna siesta. Sin embargo, esta es la creación que más favorece la pereza y la obesidad de todo su catálogo.

Me despierto y me muevo de mi cama a mi escritorio ¿Por qué eso es tan complicado? Las camas de juego resuelven ese problema”, explica el fabricante en su página web. “Tan pronto como te levantes, puedes disfrutar de un juego o un anime y volverá quedarte dormido sin dificultad. Además, al integrar un mueble grande de dos pisos, con cama y escritorio, el resto de la habitación queda con mucha amplitud”, destacan.

cama gamers
bauhette

Todo lo necesario por 1.000 euros

La cama más básica, que viene con escritorio y cabecero, cuesta unos 300 euros al cambio, pero el usuario puede hacerse con más complementos para completar el pack, incluyendo múltiples mesitas con ruedas que pueden albergar desde mandos, cartuchos, cables hasta todo tipo de comida rápida, snacks, bebida con gas, etc. No lo decimos nosotros, sino las propias fotos que Bauhette ha lanzado para promocionar su producto, en las que no se las destina a contener productos demasiado saludables.

“El carrito con ruedas y el estante para botes y botellas delgadas te dan la oportunidad de almacenar una gran cantidad de chucheríasy bebidas, aunque no ayudarán a conservarlas o mantenerlas en frío”, puntualiza la firma japonesa.

La idea es que el aficionado a los videojuegos tenga todo lo que necesita a su alcance y no requiera abandonar la cómoda horizontalidad para nada. Combinándola con servicios para pedir comida a domicilio, como Glovo o Deliveroo, el gamer ni siquiera debería preocuparse por cocinar o conseguir comida cosas calientes.

Si al modelo básico se suman los extras sugeridos, que incluyen el escritorio, el cabecero, el armazón de la cama, todos los estantes con ruedas, una bandeja de teclado ajustable, así como elementos de ropa de cama, como una almohada tipo puf y una manta a juego, el precio se dispararía a unos 1.000 euros.

La cama para gamers es tal cual se ve. Es decir, únicamente se vende un modelo individual. Si el gamer o la gamer se echan pareja o quieren disfrutar a dobles de algún título lo tendrán complicado, a no ser que se aprieten un poco en la cama de 90. Parece que por ahora Bauhette no se plantea lanzar ningún modelo de 1,35 o 1,50 al mercado.

Lo que tampoco soluciona este completo mobiliario son las necesidades fisiológicas o la higiene. Un orinal o una sonda pueden resolver las primeras.

En cualquier caso, no es un mal invento para pisos de dimensiones reducidas o para pasar una cuarentena entretenido si has pillado el coronavirus.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo