Así funcionan el nuevo Galaxy Z Flip y su curioso Flex Mode

Es el segundo smartphone plegable de Samsung después del Galaxy Fold y continúa la fórmula del Motorola Razr.

Parece que Motorola -o más bien Lenovo- puede haber sentado cátedra con su Motorola Razr, un smartphone plegable que se dobla en forma de concha, ya que Samsung ha imitado esta fórmula para su nuevo Galaxy Z Flip. De este teléfono ya se habían filtrado algunos detalles e imágenes pero finalmente la coreana lo ha dado a conocer en su evento Unpacked.

El Galaxy Z Flip tiene una pantalla táctil con 6,7 pulgadas y una relación de aspecto de 21:9:9 que se dobla por la mitad, proporcionando muchas posibilidades al usuario. Al abrirse puede mantenerse en distintos ángulos.

Samsung ha incluido una bisagra oculta y un mecanismo de doble CAM para facilitar que el terminal se pueda abrir suavemente y asegura que ha añadido fibras de nailon para evitar la suciedad y el polvo.

Al cerrarse por completo, el gadget queda como una especie de espejo de mano cuadrado pero con las formas redondeadas. Con esta apariencia se puede llevar en el bolsillo de manera muy cómoda.

En la parte frontal exterior hay una discreta pantalla always-on de tan solo 1,1 pulgadas que permite ver la hora y echar un rápido vistazo a las últimas notificaciones que se van recibiendo.

El fabricante ha colaborado estrechamente con Google para añadir el llamado Flex Mode. Al estar semi-plegado en 90 grados, de tal manera que la de abajo se puede apoyar en una superficie, la pantalla se divide en dos. Así, con esta forma de L es posible, por ejemplo, sacarse selfies con la cámara frontal que se ven en el panel superior, mientras se activan los controles o ajustes en la parte inferior. También se puede utilizar para hacer videollamadas con Duo o visualizar vídeos de YouTube.

Otro aspecto interesante del Galaxy Z Flip es su ventana multiactiva. La pantalla quedaría dividida en dos espacios independientes para realizar diferentes tareas o abrir varias aplicaciones a la vez. En la bandeja Multi-Window es posible arrastrar y solar las apps que se desea usar.

Además, el Galaxy Z Flip tiene una batería de 3.000 mAh, sensor de huellas en el botón para lanzar la cámara y no incluye jack de audio.

El dispositivo tiene un precio de venta que ronda los 1.500 euros. Samsung asegura que este nuevo smartphone es capaz de resistir hasta 200.000 pliegues.

El segundo smartphone plegable de Samsung

Se trataría del segundo smartphone plegable de la compañía coreana tras el Galaxy Fold, un dispositivo que se mostró por primera vez en el MWC del año pasado y que tiene un aspecto de forma completamente diferente, ya que se dobla de manera vertical y no horizontal como en este caso.

El Galaxy Fold tuvo numerosos problemas con la pantalla que retrasaron su lanzamiento al mercado durante varios meses. Varios periodistas a los que se les habían cedido unidades de prueba del terminal detectaron que presentaba algunos fallos. El fabricante inicialmente dijo que eran solo referentes a los teléfonos de prueba, pero después paralizó su lanzamiento, canceló los pedidos y devolvió el dinero a aquellos que habían realizado la pre-reserva.

Tras solucionarse los problemas, este primer teléfono plegable de Samsung finalmente comenzó a venderse en septiembre en Corea y en España durante octubre. El precio del Galaxy Fold sería bastante superior al del Z Flip, ya que su coste de salida era de unos 2.000 euros.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo