Así estaría afectando el coronavirus a la producción del iPhone

Un analista espera que los niveles de producción existentes hasta el brote no se retomen hasta el mes de mayo.

iPhone 11 Pro
Apple

Apple estaría siendo una de las compañías tecnológicas damnificadas por el coronavirus. La firma de Cupertino habría desacelerado en las últimas semanas su producción del iPhone debido al brote, una situación que podría mantenerse durante algunas semanas más.

El analista de investigación Ming-Chi Kuo ha afirmado en un informe que la fabricación del iPhone no mejorará significativamente hasta el segundo trimestre de 2020.

Los teléfonos inteligentes son, por decirlo así, como los coches. Su fabricación y ensamblaje depende de distintos proveedores de componentes y piezas. Y aunque Apple ha intentando reducir al máximo posible su dependencia de otras compañías en este sentido, aún necesita a otros para suministrarle ciertas partes de sus terminales.

El principal problema de la caída en la producción se debería a la dependencia que tienen los smartphones de la manzana de su proveedor de lentes, la compañía Genius Electronic Optical. Esta compañía habría enviado menos unidades. No obstante, Kuo asegura que aún dispone de inventario para un mes.

Además, a la empresa de Tim Cook se le ha presentado otro problema. Según ha informado Reuters, LG Innotek, compañía que provee de módulos a la cámara del iPhone ha cerrado su fábrica en Gumi (Corea del Sur), puesto que uno de sus trabajadores habría sido diagnosticado con el coronavirus. La planta va a ser desinfectada y se desconoce cuándo podría abrir de nuevo.

La propia Apple ya ha reconocido ante sus accionistas que sus previsiones de resultados no se cumplirán y estarán por debajo de su pronóstico, debido a la incidencia que está teniendo el coronavirus. El gigante tecnológico fundado por Steve Jobs y Steve Wozniak también advirtió que podría sufrir limitaciones en el suministro mundial del iPhone a causa del problema.

Apple cerró sus tiendas Apple Store en China y sus locales asociados, lo cual afectaría directamente a las ventas de sus teléfonos inteligentes. Además, la paralización en el país también incidiría en su montaje. No hay que olvidar que la mayoría de iPhone son ensambados por Foxconn en China. Ante esta situación la firma de Cupertino está estudiando si desviar parte de la producción a otros lugares con los que trabajan, como Brasil, Vietnam, India o Taiwán.

En el caso de España, Apple habría empezado a acusar falta de existencias de algunos productos, como el iPhone 11. Algunas entregas están sufriendo retrasos de días o semanas y en las tiendas físicas hay falta de stock.

 

Tim Cook da un mensaje de tranquilidad

En una entrevista que Tim Cook concedió a Fox hace unos días el CEO de Apple se mostraba confiado y aseguraba que solo se trata de una “situación temporal”, que no afectaría a la compañía “a largo plazo”.

Cook ha aseverado que “el iPhone se construye en todo el mundo”. “Contamos con componentes clave que vienen de Estados Unidos, tenemos partes clave que están en China y demás. Cuando te fijas en las partes que se hacen en China, hemos reabierto fábricas, porque las fábricas han podido trabajar para su reapertura", ha tratado de tranquilizar el ejecutivo.

El responsable también ha insistido en que las fábricas han incrementado la producción, por lo que cree que “nos encontramos en una especie de tercera fase de volver a la normalidad”.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo