Así está afrontando Airbnb la crisis del coronavirus

La plataforma de alojamientos turísticos pide comprensión por la cancelación de reservas tanto de anfitriones como de huéspedes ante la expansión del COVID-19.

airbnb
iStock

El turismo es uno de los sectores que más se está resarciendo por la crisis mundial del coronavirus. Se están prohibiendo vuelos, la entrada de cruceros y se están anulando múltiples reservas en hoteles y alojamientos turísticos. La Organización Mundial de Turismo estima que se produzcan unas pérdidas de entre 30.000 a 50.000 millones de dólares a nivel mundial para este año a causa de la pandemia.

Pero ¿cómo se está posicionando una de las mayores empresas de este sector? ¿Qué medidas está tomando la plataforma que ha cambiado la forma de viajar para muchas personas? Airbnb ha habilitado una sección en su página para responder todas las dudas sobre las situaciones ocasionadas por la expansión del virus.

“Dados los riesgos para la salud y la seguridad que conlleva, pedimos a todos los anfitriones y huéspedes que consulten las recomendaciones sanitarias y las medidas preventivas para viajeros que hayan publicado las autoridades de su país al respecto, además de los consejos de la OMS de aplicación internacional. Instamos encarecidamente a nuestra comunidad a que tome las precauciones necesarias para protegerse, ya sea como anfitrión o como huésped”, señalan.

La política general de la empresa estadounidense es que está facilitando que las reservas que reúnan ciertos requisitos se pueden cancelar sin ningún tipo de cargo. “Pedimos a toda la comunidad que muestre comprensión si los anfitriones y huéspedes tienen que cancelar sus reservas”, reclaman.

Airbnb realizará una devolución o cancelación sin cargos en los siguientes casos:

  • Huéspedes que vayan a viajar desde o hacia zonas gravemente afectadas.
  • Anfitriones que vayan a recibir a huéspedes procedentes de zonas gravemente afectadas o que ofrezcan alojamiento en esos lugares.
  • Cualquier persona que no pueda realizar su viaje debido a las restricciones oficiales para viajar, a labores médicas o de control sanitario, a la cancelación de transportes aéreos o terrestres por parte del proveedor con motivo del COVID-19, o a casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Si una reserva queda cancelada por lo que Airbnb ha denominado como su “Política de Causas de Fuerza Mayor” el huésped obtendrá el reembolso total, incluyendo cualquier tarifa que se le haya aplicado. Además, los anfitriones no deberán abonar tarifas de ningún tipo. Normalmente cuando hay una cancelación la plataforma no permite aceptar nuevas reservas para esas fechas, pero en estas situaciones excepcionales sí será posible.

Por último, la categoría SuperHost, que es la que poseen los anfitriones del servicio con mejores reseñas y mejor tiempo de respuesta, no se verá afectada por estas anulaciones. Quienes la poseían no tendrán ninguna penalización en este sentido.

España no está incluida

¿Cuáles son las “zonas gravemente afectadas” que menciona la compañía estadounidense? En el momento de la publicación de este artículo Airbnb solo ha incluido como países de riesgo a China continental, Italia y Corea del Sur. Por ahora, España no está en el listado, con lo que la Política de Causas de Fuerza Mayor no se aplicaría a reservas de alojamientos en España ni a españoles. No obstante, es posible que esto cambie en las próximas horas.

Tanto los anfitriones como los huéspedes del servicio pueden comprobar los últimos comentarios de la compañía en esta página, que estará en permanente actualización.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo