Arnold Schwarzenegger demanda a una empresa que creó un robot con su cara

El abogado del actor de Hollywood pide a la compañía rusa Promobot 10 millones de dólares por daños.

promobot Terminator
Promobot

Fue uno de los inventos más llamativos del pasado Consumer Electronics Show, la feria de electrónica que se celebra a principios de año en Las Vegas. La compañía rusa Promobot mostró un robot con pantalla táctil que en su parte superior incorporaba un busto de Arnold Arnold Schwarzenegger ataviado con una chupa de cuero, como en la película de Terminator.

El robot se había denominado ‘Robo-C’ y su fabricante lo había diseñado como una especie de altavoz inteligente capaz de conectarse a algunos objetos de la casa y controlarlos mediante órdenes. Su precio ascendería a unos 25.000 dólares y la gracia del invento es que es posible personalizarlo a imagen y semejanza de cualquiera, de ahí su elevado coste.

Sin embargo, al actor no le habría hecho demasiada gracia que la compañía use su imagen para promocionar su producto. Por ello ha decidido demandarla. Su abogado, Martin Singer, ha pedido a la empresa exigiendo daños por una cantidad superior a 10 millones de dólares.

Parece que Schwarzenegger ya había tenido constancia de que Promobot estaba usando su cara cuando se le pidió que posara junto al robot en San Petersburgo. El actor y político se negó a hacer la sesión de fotos y envió una carta de cese y desistimiento (cease & desist) al fabricante. En aquel momento les solicitaba 30 millones de dólares a cambio de acceder a ceder su rostro como imagen para su Robo-C. Sin embargo, la empresa rusa habría hecho caso omiso al aviso, llevando la representación de la estrella de Hollywood al CES.

En la carta el abogado compara el caso con otro de Priscilla Presley. Aquí asegura que “en una situación como esta, en la que habéis explotado la foto de una de las estrellas más exitosas y renombradas del mundo del cine en todo el mundo, sin su conocimiento o autorización, los daños estimados en el juicio se incrementarían exponencialmente”. Además, explica que inicialmente habían acordado dejar de usar el robot, algo que no cumplieron.

En su página web el fabricante ya no muestra ninguna imagen ni referencia al modelo que tiene la cara de Schwarzenegger. La mayoría de las imágenes son de una versión con la cara de Albert Einstein.

Robo-C puede tener el rostro de cualquiera

En su página web la compañía Promobot insiste en que es capaz de crear robots con la cara de cualquier persona. “Robo-C es un robot humanoide que se puede comunicar con la gente, expresar emociones y conectar con servicios y aplicaciones de terceros. Parece igual que cualquier humano en la Tierra, sin importar género, edad o nacionalidad”, explica.

“La cada de Robo-C puede mostrar más de 600 variantes de expresiones faciales humanas: el robot puede mover sus ojos, cejas, labios, cuello y músculos faciales”, añade.

El invento de Promobot puede reconocer y recordar caras, comunicarse y responder preguntas, hacer de hub de dispositivos y objetos conectados, conectarse a servicios y sistemas externos, escanear y completar documentos, etc.

El robot se puede utilizar para eventos, ferias, museos, como azafato para empresas, etc.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo