Arena "milagrosa" para un desierto verde

arena-hidrofobica Tras siete años de investigación, el ingeniero de los Emiratos Árabes Unidos Fahd Mohammad Saeed Hareb, en colaboración con el científico alemán Helmut F. Schulze, acaba de conseguir una arena que podría convertir el árido desierto en un territorio verde y fértil.

Su funcionamiento es muy sencillo. Se trata de una arena hidrofóbica -impermeable al agua- que, colocada en una capa de 10 centímetros de espesor por debajo del suelo arenoso del desierto, detiene la filtración del agua de lluvia hacia el subsuelo, permitiendo que haya líquido suficiente para las plantas. Cada grano de esta arena "milagrosa" está cubierto con un aditivo llamado SP-HFS 1609, desarrollado con ayuda de la nanotecnología, cuya composición sus creadores mantienen en secreto por motivos comerciales. Según ha adelantado Saeed, la capacidad de producción de la fábrica donde se producirá el material es de 3.000 toneladas al día.

Con esta técnica, los cultivos tradicionales del desierto, que actualmente necesitan ser irrigados 5 ó 6 veces al día, podrían subsistir con un único riego, lo que reduciría el consumo de agua en un 75%. De momento, en Dubai lo han probado con palmeras y diferentes hierbas, con excelentes resultados. El siguiente reto será el cultivo de arroz en el desierto, todo un desafío teniendo en cuenta que este cereal crece normalmente en suelos empapados de agua.

Etiquetas: aguananotecnología

Continúa leyendo

COMENTARIOS