La luz del móvil podría acelerar el envejecimiento

Un nuevo estudio realizado en moscas de la fruta expone que la exposición diaria a la luz azul del móvil o del ordenador puede acelerar el envejecimiento.

 

Hoy en día, imaginarnos sin mirar el móvil o el portátil parece imposible, pero los científicos han descubierto que estar frente a las pantallas durante mucho tiempo afecta a nuestro proceso de envejecimiento. Y considerablemente.

La exposición continua y prolongada a la luz azul, que emana de estos dispositivos
puede afectar la longevidad o acelerar el proceso de envejecimiento. El estudio, desarrollado por expertos de la Universidad Estatal de Oregón (EE. UU.) y publicado en la revista Aging and Mechanisms of Disease, sugiere que las longitudes de onda azules producidas por los diodos emisores de luz dañan las células del cerebro y la retina.

Los investigadores, liderados por la experta en relojes biológicos Jaga Giebultowicz, llevaron a cabo un experimento con un organismo ampliamente utilizado en ciencia,
Drosophila melanogaster, la mosca de la fruta, un organismo modelo importante debido a los mecanismos celulares y de desarrollo que comparte con otros animales y humanos. El experimento examinó cómo respondían las moscas de la fruta a exposiciones diarias de 12 horas de luz LED azul, similar a la longitud de onda azul de móviles y tabletas, y descubrió que la luz aceleraba el envejecimiento.

Las moscas sometidas a ciclos diarios de 12 horas a la luz y 12 horas en la oscuridad tuvieron vidas más cortas en comparación con las moscas mantenidas en la oscuridad total o aquellas con luz con longitudes de onda azules filtradas. Las moscas expuestas a la luz azul mostraron daños en las células de la retina y las neuronas cerebrales y tuvieron una alteración de la locomoción.

 

También te puede interesar:

No hace falta mirar directamente la pantalla



También repitieron el experimento con moscas sin ojos, e incluso estas mostraron daños cerebrales y problemas de locomoción, lo que sugiere que
no hacía falta ver la luz para que se produjera el daño.

"El hecho de que la luz acelerara el envejecimiento en las moscas nos sorprendió al principio", dijo Giebultowicz. "Habíamos medido la expresión de algunos genes en moscas viejas, y descubrimos que los genes protectores de respuesta al estrés se expresaban si las moscas se mantenían en la luz. Presumimos que la luz regulaba esos genes. Luego comenzamos a preguntarnos qué había en la luz que era dañina para ellas, y observamos el espectro de luz. Era muy claro que aunque la luz sin azul acortaba ligeramente su vida útil, solo la luz azul solo acortaba su vida de manera muy dramática".

La luz natural, según los autores, es crucial para el ritmo circadiano del organismo: para la actividad de las ondas cerebrales, la producción de hormonas o la regeneración celular que son factores cruciales en los patrones de alimentación y sueño.

 

"Pero hay evidencia que sugiere que una mayor exposición a la luz artificial es un factor de riesgo para el sueño y los trastornos circadianos. Y con el uso frecuente de iluminación  LED y pantallas de dispositivos, los humanos están sujetos a cantidades crecientes de luz en el espectro azul ya que los LED de uso común emiten una alta fracción de luz azul. Pero esta tecnología, la iluminación LED, incluso en la mayoría de los países desarrollados, no se ha utilizado lo suficiente como para conocer sus efectos a lo largo de la vida humana", comenta Giebultowic.

Para protegernos de esta luz, los investigadores sugieren usar gafas con lentes de color ámbar y configurar los móviles, portátiles, ordenadores y otros dispositivos para que bloqueeen las emisiones azules.

 

"En el futuro, puede haber teléfonos que ajusten automáticamente la pantalla en función de la duración del uso que percibe el teléfono", aclaró Trevor Nash, coautor del trabajo. "Ese tipo de teléfono podría ser difícil de fabricar, pero probablemente tendría un gran impacto en la salud".

 

Si no tienes más remedio que pasar muchas horas delante del ordenador o de una pantalla en general, es recomendable utilizar lágrimas artificiales a diario.

 

Referencia: Trevor R. Nash, Eileen S. Chow, Alexander D. Law, Samuel D. Fu, Elzbieta Fuszara, Aleksandra Bilska, Piotr Bebas, Doris Kretzschmar & Jadwiga M. Giebultowicz. Daily blue-light exposure shortens lifespan and causes brain neurodegeneration in Drosophila. npj Aging and Mechanisms of Disease, 2019 DOI: 10.1038/s41514-019-0038-6

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo