5 razones por las que no usar redes sociales

Ir contracorriente no tiene por qué ser algo negativo. ¿Puedes vivir sin redes sociales?

Las redes sociales inundan en nuestra vida, de tal manera que parece que no están en alguna de ellas que ser algo más que un bicho raro. No cabe duda de que las redes sociales proporcionan gran cantidad de satisfacciones. Nos mantienen en contacto con la familia y amigos. También, nos ayuda a recuperar a personas a las que habíamos perdido la pista. Por no decir que nos posibilitan interactuar con personas de todo el mundo o incluso, con celebridades.

Las redes sociales, o mejor dicho, su explosión comienza bien avanzada la primera década del segundo milenio. Facebook se desarrolla en el año 2004, Twitter, en 2006 y y otras redes como Instagram hace su aparición en el año 2010. Posteriormente han llegado otras como TikTok o Clubhouse. Incluso quienes buscan relaciones de tipo laboral o empresarial tienen a LinkedIn, el "Facebook del trabajo".

Pero abusar de la redes sociales puede tener varios inconvenientes. Muchas son las personas que se han hartado de estar permanentemente en exposición, y han dado uno rotundo a este tipo de productos. Como todo en esta vida, hay que saber encontrar el equilibrio entre un uso adecuado y no tener esa sensación de dependencia. Pasar demasiado tiempo estando pendiente de la redes sociales puede llegar a provocar un sentimiento de esclavitud.

No estar en redes sociales también tiene beneficios, tantos como formar parte de ellas. Por eso, hemos recogido cuáles son las 5 razones fundamentales para no pertenecer a ningún tipo de red social.

5 razones por las que debes evitar las redes sociales

La primera de ellas está relacionada con tu propia tranquilidad. Si perteneces a una red social, siempre debes estar pendiente de comunicar algo a tus seguidores. Si pasas mucho tiempo sin publicar nada, la gente perderá el interés por seguirte. Sí, las redes sociales son una especie de esclavitud. No formar parte de ellas te evitas tener que estar pendiente de tener que publicar algo. No siempre se tienen las ganas de hacerlo.

De la misma forma, las redes sociales nos hacen pasar el tiempo pendiente de ellas. Muchas veces no estamos haciendo nada productivo, empezamos a repasar los muros de nuestros amigos y de ver contenido que no nos está aportando nada nuevo. En definitiva, nos hacen perder el tiempo. Si este es tu caso y piensas que has perdido el control, lo mejor es que nos des de baja y dediques todo ese tiempo a hacer otro tipo de tareas. O simplemente, lo dediques a no hacer nada.

Las redes sociales también suponen un elemento importante de distracción. Para aquellas personas que estén preparando una oposición o se encuentren en un momento delicado de estudios, las redes sociales tienen mucho peligro. Sin riesgo de querer ser muy radical, borrarlas no es una mala opción, pero siempre puedes tomarte un tiempo de descanso de forma temporal. Puedes excluirte de ellas y volver más adelante si así es tu deseo.

Estar en redes sociales también supone estar expuesto. Esto no tiene porque tener ningún tipo de connotación negativa, pero no todo el mundo está preparado para que se aireen ciertos detalles o se muestren algunas fotografías o vídeos. Es más, hay personas que utilizan la redes sociales sin ningún tipo de control y que vierten contenido que les puede llegar a perjudicar.

Siempre debemos seguir la misma máxima, lo que no quieres que se sepa, jamás lo publiques en redes. Hay lugares como Twitteren los que es muy fácil mantener una guerra abierta con cualquier usuario y por cualquier tipo de motivo. Si no sabes mantener el cuerpo a cuerpo, lo mejor es no entrar en provocaciones.

Finalmente, las aplicaciones de redes sociales no se caracterizan por ser ligeras, ocupan bastante espacio y recursos de nuestros dispositivos móviles. Al no formar parte de ninguna de ellas, evitas tener en tu teléfono unas aplicaciones que hacen mucho mal en la gestión de la batería. Puede parecer un asunto bastante trivial, pero ir ligero de equipaje siempre reporta beneficios. Al menos, si deseas mantener tu perfil en redes sociales, pero no quieres estar tan pendiente, la mejor medida pasa por eliminarlas de tu dispositivo móvil. Siempre puedes consultarlas cuando te sientes delante del ordenador.

Bonus track, la privacidad

Estas 5 razones pueden tener un punto muy importante en este último aspecto del que vamos a hablar. Hay redes sociales que se han caracterizado por unas malas prácticas en cuanto a los niveles de privacidad. Muy famoso fue el caso de Facebook, multada con 5000 millones de dólares en el año 2018 por el escándalo de Cambridge Analytica. ¿Cuál es el tratamiento que hacen de nuestros datos? ¿Te sorprende estar bombardeado continuamente por publicidad? Una persona que aprecia su privacidad, o que al menos desea mantenerla en un buen estado de salud, debe plantearse si estar en redes sociales le va a compensar o no. No se pretende lanzar una imagen negativa de ellas, ni que tampoco te plantees dejar de usarlas. Simplemente, piesna si te están aportando algo positivo en tu vida o, si por el contrario, supone una losa de la cual liberarse.

Nacho Grosso

Nacho Grosso

Curioso empedernido y procrastinador impenitente.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo