Muy Interesante

Windows Hello: qué es y por qué deberíamos usarlo

Al igual que Face ID o Touch ID en el iPhone o iPad, Microsoft desarrolló hace poco tiempo Windows Hello, un completo sistema de seguridad biométrico avanzado de Windows 10, ideal para sustituir la tradicional contraseña por la huella dactilar o el escaneo del rostro o del iris.

Con la llegada hace algunos años de Windows 10 también es cierto que Microsoft decidió desarrollar distintas funcionalidades nuevas con la intención de mejorar al máximo la usabilidad de los usuarios cuando utilizan este nuevo sistema operativo. Y un buen ejemplo lo encontramos en Windows Hello.
Consiste básicamente en una alternativa a la hora de iniciar sesión tanto en los dispositivos como en las aplicaciones mediante el reconocimiento facial, huellas dactilares o el escaneo del iris.
Para ello, Windows Hello utiliza tecnología basada en la biometría, que ofrece a los usuarios de Windows 10 la posibilidad de acceder de forma segura a sus diferentes dispositivos y aplicaciones, además de servicios en línea y redes.
Se convertiría, por tanto, en una alternativa a las tradicionales contraseñas, y muchos especialistas lo llegan a considerar incluso como un método no solo más seguro y confiable, sino, sobre todo, más fácil de usar para acceder a servicios, dispositivos y datos críticos a los que anteriormente era necesario acceder mediante contraseñas.
Como opinan muchos expertos, Windows Hello ayuda a resolver algunos problemas de seguridad. De hecho, aunque pensemos que las contraseñas tradicionales son opciones seguras para proteger nuestros inicios de sesión o nuestros datos, la realidad es que no lo son tanto, habitualmente porque muchos usuarios suelen utilizar contraseñas originalmente fáciles de adivinar, las suelen escribir en papel, o incluso pueden acabar no recordándolas (algo muy habitual cuando nos inventamos una contraseña con letras y números que no sigan un patrón concreto).
Por ejemplo, no es raro que muchos usuarios tienden a utilizar una misma contraseña (o variaciones de la misma) en varios sitios Web y aplicaciones, por lo que en realidad serían fáciles de encontrar o de adivinar.
Por suerte, soluciones como Windows Hello u otras funciones de autenticación biométrica como podría ser el caso de Touch ID o Face ID (desarrollados por Apple) ofrecen una alternativa mucho más segura a las contraseñas, principalmente porque se basa en una tecnología más difícil de romper.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking