Muy Interesante

El potente insecto-motor

No se deje engañar por la apariencia frágil de las polillas. Uno sólo de estos insectos puede mover una máquina con ruedas usando su pequeño cerebro, del tamaño de un grano de arroz.

No se deje engañar por la apariencia frágil de las polillas. Uno sólo de estos insectos puede mover una máquina con ruedas usando su pequeño cerebro, del tamaño de un grano de arroz.

El ingeniero Charles Higgins, de la Universidad de Arizona, hizo una demostración pública de que esto es posible en la reciente reunión de la Sociedad de Neurociencia, en Estados Unidos. La polilla, inmovilizada en el interior de un tubo de plástico a bordo de un robot de 15 centímetros de altura, hizo girar y desplazarse a la maquina, a derecha e izquierda, con sólo mover sus ojos, ante las atónitas miradas de los presentes. El secreto: un electrodo unido a una única neurona de la región del cerebro que se encarga de fijar su visión durante el vuelo. Usando una fórmula matemática, explicó Higgins, un ordenador traduce estas señales cerebrales en acción, y el robot se desplaza.

La tecnología, aún en pañales, podría usarse en el futuro para proporcionar autonomía de movimientos a minusválidos y amputados, según ha adelantado Higgins.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking