Manuel Marina Breysse, cardiólogo, fundador y CEO de IDOVEN

'Estamos enseñándole cardiología a un software'

Entrevistamos a Manuel Marina Breysse, cardiólogo, fundador y CEO de IDOVEN, que usa la inteligencia artificial para desarrollar medicina de precisión y de prevención para evitar casos de cardiopatías o de muerte súbita.

IDOVEN es una startup de medicina digital que diagnostica a pacientes en la nube. Los latidos de pacientes de todo tipo: niños, deportistas… se procesan con inteligencia artificial y se emite un diagnóstico a través del equipo médico.


El caso de Tomás

Tomás es un chico de 13 años que sufrió una parada cardiaca mientras estaba jugando con sus amigos en el recreo. Afortunadamente, sus compañeros y profesores lograron reanimarlo hasta que llegó el 112.

“En chicos jóvenes, como Tomás, normalmente no hay signos de enfermedad cardiaca, y es difícil identificar que está ahí. Normalmente han tenido algún caso en un familiar cercano, como un tío o un abuelo”, cuenta Manuel.

A partir de entonces, Tomás debía ser muy precavido a la hora de realizar actividad física, es decir, a la hora de ser un niño. “Sus padres se pusieron en contacto con nosotros y decidimos monitor izar los latidos de Tomás a lo largo de 21 días”. Mientras Tomás caminaba, montaba en bici, dormía… sus latidos eran monitorizados cuidadosamente. Así, el equipo de IDOVEN fue capaz de analizar el riesgo de padecer otra arritmia, para evitar que Tomás vuelva a sufrir otra parada cardiaca. “Es importante hacer una medicina de precisión para que casos como los de Tomás no vuelvan a ocurrir”.

IDOVEN colabora con Nuubo, que fabrica textiles de monitorización. Las camisas que desarrollan permiten llevarlas puestas durante todo el día, excepto en la ducha, de manera cómoda y continua, para poder procesar luego esa información y sacar datos importantes sobre esos corazones.

Nuestra inteligencia artificial aprende cada vez más usando estos latidos: “Nosotros le estamos enseñando a un software cardiología”, explica Manuel. Esta IA aprende de los latidos que las personas deciden donar, mientras se hacen el estudio.

Este es el caso de Tomás: “Yo dono mis latidos a IDOVEN para prevenir que a otros chicos les pueda pasar lo mismo”, dijo.

Las cardiopatías son la primera causa de muerte en el mundo; producen mucha enfermedad crónica y mucho coste para el sistema sanitario: “Lo que hace IDOVEN es identificar todo tipo de casos, incluidos casos raros, para que nuestra IA se especialice cada vez más en diagnosticar casos y a un coste muy asumible”.

La inteligencia artificial es una excelente herramienta que sirve a los cardiólogos, y especialistas de todo tipo, para ahorrar tiempo, y tomar decisiones mucho más fundamentadas a la hora de aplicar un tratamiento a los pacientes.

Continúa leyendo