Debate sobre VIH y sida: cómo combatir el estigma y mejorar la prevención

Profesionales sanitarios y representantes de pacientes se citan en una charla abordando las vías de actuación de lucha contra esta patología para los próximos años, con la colaboración de Gaceta Médica, El Global, Marie Claire y Muy Interesante.

 

Desde que se lograse aislar por primera vez en 1984 (labor que le debemos a los científicos Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier), el VIH, que en última instancia provoca el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (AIDS por sus siglas en inglés), es uno de los virus más populares a nivel mundial. No obstante, décadas después de su descubrimiento, continúa protagonizando una grave desinformación y el estigma recae en las personas que lo padecen.

Para empezar, el VIH (hace referencia al virus en sí, que afecta a las células del sistema inmunitario) y el  sida (cuando la infección por VIH se encuentra en su estado más avanzado)  suelen identificarse como sinónimos, aunque de hecho hay muchas diferencias entre ellos. Pese a que la incidencia de sida ha decrecido en las últimas dos décadas, no ocurre lo mismo con la incidencia de personas con el VIH, que presenta una curva aplanada, pero constante, lo que indica que todavía hay mucho por hacer en cuanto a prevención y divulgación.


Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, y teniendo todos estos datos presentes, Muy Interesante junto con Gaceta Médica, El Global y Marie Claire ha contribuido a la celebración del debate de actualidad sobre el VIH, en el que hemos tenido el privilegio de charlar con profesionales sanitarios y representantes de pacientes, para acercar una visión realista y comprometida de este virus, y abordar posibles vías de actuación para los próximos años.

El debate, (moderado por Santiago de Quiroga, CEO de WeCare-U Comunicación SL. Y Enrique Coperías, director de la revista Muy Interesante) usó como eslogan principal la fórmula que da como resultado el objetivo a lograr respecto a este virus: +Prevención, +Concienciación y –Estigma.

 

Para poder comprender cómo está la situación actual respecto al sida y al VIH, debemos dar algunos datos. En 2015, fallecieron de sida 500 personas en España, un índice bajo. No obstante, las personas que son diagnosticadas anualmente con el VIH asciende a 4.000 cada año, como reveló José María Gatell Artiagas, catedrático de Medicina de la Universidad de Barcelona, al inicio de la sesión.

 

 

 

Los datos de incidencia no se han modificado apenas en años, es decir, la tendencia se encuentra ligeramente aplanada, lo que indica que todavía hay mucho por hacer. En este sentido, hay que incidir en prevención, y los expertos recuerdan que España aún debe aprender de otros países Europeos, que ya implementan algunas medidas punteras. Los expertos aseguran que para lograr el contagio 0, hay que implantar cuanto antes la profilaxis preexposición en nuestro pais.

No obstante, el trabajo realizado en materia de Atención Primaria ya es mucho, como los dispositivos sanitarios, profesionales formados y el importante trabajo de la mediación. “Gracias a los mediadores, podemos acercanos a los pacientes que no van a venir a realizarse la prueba por sí mismos, pero nosotros sí podemos llegar hasta ellos”, recordó Pedro Medina, de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud. Solo en Madrid se registran en torno a 800-1.000 casos nuevos de VIH al año.

Por ello, dado que el la sanidad universal puede ofercerlo, El infectólogo Juan Carlos López, del Hospital Gregorio Marañón, recuerda dónde hay que enfocar los esfuerzos: “Hay que añadir el cribado del VIH y aprovechar la oportunidad de que el paciente está en el sistema de salud".

Por su parte, el Dr. Juan Carlos L. Bernaldo de Quirós, advirtió lo siguiente: “Hay que actuar especialmente sobre las personas que están infectadas y no están diagnosticadas. El 70% de las nuevas infecciones vienen de este grupo”.

En este sentido, un dato resulta preocupante: en torno al 18-20% de las personas que están infectadas de VIH no lo saben.

 

 

El papel del paciente de VIH es fundamental. Por ello, es importante estar cerca de ellos. “Trabajamos junto a las ONGs para estar cerca de los pacientes, desgranar sus emociones y conocer sus necesidades para mejorar la prevención”, reconoció Pedro Soriano, de la Escuela Madrileña de Salud.

La voz de los pacientes, por supuesto, también estuvo presente en el debate. Muy importante fue la voz de Ramón Espacio, presidente de CESIDA (Coordinadora Estatal de VIH y Sida): “Las personas sexualmente activas deberían realizarse un cribado cada 3 meses; eso sería lo ideal”.

También hablamos de estigma, dado que solo el 10% de las personas que tiene el virus lo comunica. Para combatir el estigma, Ramón Espacio reconoce que las administraciones tienen un papel clave. “Por ejemplo, todavía hoy por ley se obliga a una persona a dejar determinados puestos de trabajo, como el de guardia de seguridad, si tienen el VIH. Esto hay que eliminarlo”.

Si bien cada vez hay menos muertes de sida, porque las terapias permiten asegurar una larga esperanza de vida a los pacientes, el VIH trae consigo otras complicaciones nada desdeñables, y que no debemos pasar por alto. Lo preocupante, como se habló en el debate, es que existe una percepción de riesgo 0 del contagio, especialmente entre los más jóvenes.

 

Los expertos expusieron, además, cuál es el objetivo ideal en la lucha contra el sida y el VIH para 2020: el objetivo 90-90-90. Es decir, lograr que el 90% de los pacientes con VIH estén diagnosticados; que de ellos, el 90% estén tratados; y, que de estos últimos, el 90% hayan logrado la suspensión viral.

Y con estas perspectivas se cerró el debate de actualidad del VIH, a la espera de lograr mejorar la prevención y divulgar sobre esta enfermedad, lamentablemente, todavía muy estigmatizada.

 

CONTINÚA LEYENDO