Vídeo de la semana

Test: ¿eres esclavo del móvil?

Revisar continuamente las notificaciones, sentir ansiedad al olvidarte el smartphone en casa… contesta con sinceridad a las preguntas y descubre si tu grado de enganche al móvil es preocupante.

¿Lo sabías? La adicción al teléfono móvil tiene un nombre: nomofobia (no-mobile-phone phobia) y se trata de un tipo de dependencia que cada sufren más personas de todas las edades. Los teléfonos inteligentes son herramientas que nos facilitan muchísimo el día a día pero que hay que saber usar con racionalidad, puesto que su abuso desencadena en nuestro cerebro el mismo tipo de procesos químicos que otras adicciones.

Llevada al extremo, la nomofobia provoca en quienes la padecen síntomas físicos de abstinencia cuando están alejadas de su smartphone: irritabilidad, insomnio, ansiedad, dolor de cabeza o barriga… Además, el enganche al móvil nos roba tiempo para hacer otras actividades, deteriora nuestras relaciones cara a cara y merma la productividad en el trabajo y los estudios. Por no hablar de los problemas de cervicales y de vista que se derivan del exceso de horas consultando el dispositivo.

Quizás no tengas una adicción tan extrema, pero seguro que en alguna vez has pensado que deberías moderar el uso del móvil o te has sentido impotente después de perder toda una mañana de trabajo por las continuas interrupciones con avisos del WhatsApp.

Contesta a estas preguntas (con total sinceridad) y descubre si tu grado de depedencia del móvil es preocupante:

0 / 0
consultar móvil

1/12 ¿Cuántas veces calculas que miras el móvil para ver si ha llegado algún mensaje a lo largo del día?

cabaña

2/12 Alquilas una casa rural para un fin de semana en la que no hay cobertura móvil ni Wi-fi

móvil trabajo

3/12 ¿Alguna vez has tenido la sensación de rendir muy poco en un día de trabajo por las continuas interrupciones para mirar el móvil?

apagar móvil

4/12 ¿En qué momento del día apagas o miras por última vez las notificaciones de tu móvil?

móvil dormir

5/12 ¿Te llevas el móvil a la habitación en la que duermes?

silencio

6/12 ¿Tienes los datos activados siempre y las notificaciones con volumen?

notificaciones

7/12 ¿Tienes activadas las notificaciones de todas tus redes sociales?

móvil amigos

8/12 ¿Consultas el móvil cuando estás en compañía de otras personas?

ansiedad

9/12 Si te dejas el móvil en casa…

smartphone

10/12 ¿Has realizado algún intento de usar el móvil con menos frecuencia al detectar que dependes demasiado de él?

vuelo

11/12 En los momentos en los que no puedes consultar tu móvil (una reunión de trabajo, un viaje en avión…)

whatsapp

12/12 ¿Consultas los estados y los perfiles de tus contactos?

¡Enhorabuena! Usas el teléfono con mucha cabeza

A la vista de tus resultados, está claro que el smartphone no controla tu vida, sino que tú controlas tu smartphone. Sabes aprovechar todas las ventajas que te ofrece la tecnología móvil, pero no dejas que el uso del móvil se apodere de tu tiempo libre o merme tu productividad y concentración. ¡Sigue así!

¿Te ha gustado el test? Prueba aquí todos los test de personalidad de Muy Interesante

Tu dependencia del móvil no es muy preocupante

A la vista de tus resultados, no se te puede considerar esclavo del smartphone, aunque en muchas ocasiones sí que has sentido que deberías usarlo con más racionalidad. No te da un soponcio si te olvidas el teléfono en casa, pero seguro que más de una vez te has sentido mal después de horas procrastinando con el teléfono en el sofá. Si quieres evitar que el teléfono domine tu vida, puedes probar a quitar los datos o silenciarlo mientras trabajas o estás con amigos, y establecer uno o varios momentos al día para consultar las notificaciones.

¿Te ha gustado el test? Prueba aquí todos los test de personalidad de Muy Interesante

¡Ten cuidado! Podrías padecer nomofobia

Este test no tiene carácter diagnóstico, pero a la vista de tus resultados parece que tienes un elevado grado de dependencia del teléfono móvil que está perjudicando otras facetas de tu vida: quizás tengas problemas de sueño, de concentración y rendimiento en el trabajo o tus relaciones personales se estén deteriorando. Prueba a racionarte el uso del móvil: dar un paseo corto y dejarlo en casa, establecerte franjas horarias acotadas para consultarlo o desactivar las notificaciones de las redes sociales que uses menos. La adicción al móvil llevada al extremo es un problema serio que requiere de ayuda profesional, no dudes en pedirla si ves que por ti mismo no puedes resolver el problema.

¿Te ha gustado el test? Prueba aquí todos los test de personalidad de Muy Interesante