Vídeo de la semana

Test: ¿eres capaz de salir de tu zona de confort?

Atreverse a asumir riesgos tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Contesta con sinceridad y descubre qué tal te sienta salir de tu zona de confort.

El miedo al cambio es un sentimiento muy común: salir de nuestro mundo conocido implica asumir riesgos: quizás lo que nos encontremos sea mejor, quizá igual, quizás, simplemente, distinto. En los últimos años se ha popularizado el término: “zona de confort”, un concepto que, sin embargo, no es nuevo, y fue acuñado a principios del siglo XX. La zona de confort se refiere a ese espacio (que no tiene por qué ser físico, sino más bien un conjunto de circunstancias que incluyen nuestra forma de pensar, nuestras rutinas, nuestras compañías…) que nos hemos construido alrededor y funciona como una especia de “cordón de seguridad” en el que nos sentimos cómodos pero que, a su vez, puede impedirnos evolucionar y crecer.

La zona de confort se relaciona a su vez con la ley de Yerkes-Dodson, que relaciona nuestro nivel de rendimiento con nuestro estado de excitación fisiológica y mental. Según esta ley psicológica, el rendimiento óptimo se alcanza con un cierto grado de excitación o estrés mental. Una vez alcanzado, un mayor aumento en la excitación hace que el rendimiento vuelva a disminuir. En otras palabras, salir de ese espacio de confort en el que estamos cómodos pero, en cierto modo, adormecidos, y experimentar la subida de adrenalina que nos provoca una situación nueva es motivador, pero un exceso de estrés provoca el efecto contrario.

Hay muchos tipos de personas: algunas necesitan cambios continuos en su vida, las rutinas les aburren, y son muy capaces de adaptarse a las situaciones nuevas. Otras, por el contrario, necesitan más estabilidad y funcionan mejor con una rutina establecida. ¿En qué lado de la balanza te encuentras tú? Contesta con sinceridad a estas preguntas y sabrás hasta qué punto eres capaz de actuar como una persona echada para adelante.

 

0 / 0
responsabilidad

1/10 ¿Disfrutas cuando sientes que te has liberado de responsabilidades que tenías antes?

riesgos

2/10 ¿Eres capaz de aceptar las consecuencias negativas de los riesgos que has asumido?

opinar

3/10 ¿Le concedes importancia a que tu criterio sea independiente del de quienes te rodean?

decepcionar

4/10 ¿Toleras bien la sensación de decepcionar las expectativas que los demás tienen de ti?

adrenalina

5/10 ¿Disfrutas del subidón que proporciona saber que has estado en peligro y que, a pesar de todo, has escapado?

miedo

6/10 ¿Manejas bien el miedo? Es decir, ¿no lo ignoras, pero tampoco permites que te desborde ni en los peores momentos?

coherente

7/10 ¿Te importa sentir que eres coherente con tu escala de valores?

emprender

8/10 ¿Necesitas emprender, a menudo, actividades que realizas por primera vez?

flecha

9/10 ¿Te gusta rodearte de personas emprendedoras y atrevidas?

seguridad

10/10 En las situaciones en las que hay que asumir riesgos, ¿sueles estar seguro de tus decisiones?

Como pez en el agua

A la vista de tus resultados, parece que no solo te sienta bien salir de tu zona de confort, sino que además disfrutas mucho haciéndolo. Te encanta cambiar cada cierto tiempo y te agobia incluso la idea de estar haciendo lo mismo durante muchos años. Tu capacidad para adaptarte a los imprevistos hace que seas una persona resiliente y flexible, aunque ten en cuenta que tampoco es malo incorporar ciertas rutinas y estabilidad a tu vida, esto te permitirá dar continuidad a tus proyectos y descubrir nuevas dimensiones inesperadas de crecimiento personal.

¿Te ha gustado el test? No te pierdas todos los test de psicología de Muy Interesante

Punto intermedio

A la vista de tus resultados, parece que te encuentras en un sano equilibrio: te gusta tener tus rutinas y una cierta estabilidad laboral y personal, pero tampoco te echas las manos a la cabeza ante los cambios inesperados ni te asusta asumir voluntariamente nuevos retos. ¡Sigue así!

¿Te ha gustado el test? No te pierdas todos los test de psicología de Muy Interesante

Pánico al cambio

A la vista de tus resultados, parece que te encuentras demasiado cómodo en tu zona de confort. Disfrutas con la estabilidad, ya sea en lo personal y en lo laboral, y lo nuevo te asusta tanto que puede llegar a paralizarte. Intenta relajarte y ser más flexible: aunque tú no busques los cambios, estos pueden llegar igualmente, y saber encajarlos y aprovechar lo mejor de ellos te evitará muchos disgustos.

¿Te ha gustado el test? No te pierdas todos los test de psicología de Muy Interesante