10 cosas que debes saber sobre los gérmenes de tu comida

Haz este test sobre seguridad alimentaria y mide tus conocimientos sobre los gérmenes que pueden estar colonizando tu comida. ¡No te arriesgues!

¿Te puedes comer una fruta si le quitas la parte que está podrida? ¿Da igual donde coloques los alimentos dentro de la nevera? ¿Es bueno descongelar los alimentos en la ventana para que les dé el sol? ¿Y congelar un plato de comida justo antes de que se eche a perder para no tirarlo a la basura? Seguro que a lo largo de tu vida te has hecho alguna de estas preguntas y no has sabido cuál era la respuesta correcta. También y como todos te habrás guiado por la vista y tu olfato para decidir si algo se podía comer o no. Quizá hayas tenido la inmensa fortuna de no acabar recluido en el cuarto de baño unos cuantos días por culpa de una intoxicación alimentaria o, por el contrario, te haya “tocado la china” y sepas a la perfección lo que es una salmonelosis. Sea cual sea tu situación, te proponemos hacer este test para aprender a evitar que los gérmenes proliferen en tu comida y te evites unos cuantos días de vómitos, diarrea y malestar general, que no hay necesidad.

A modo de introducción y de forma general te contamos que existen dos tipos de bacterias que pueden colonizar los alimentos: unas los estropean pero no tienen por qué causarnos problemas digestivos y otras pueden ocasionarnos una patología pero dejar los alimentos intactos. Ejemplo de esto último son la Salmonella y la Listeria. Como afirma Miguel Ángel Lurueña, doctor en ciencia y tecnología de los alimentos, ingeniero técnico agrícola y autor del blog Gominolas de petróleo: “Hay bacterias que nos pueden enfermar pero que aun así no alteran los alimentos, por ejemplo, la Salmonella y la Listeria. Estas son las más peligrosas y las más frecuentes. Te puedes comer una tortilla que tenga Salmonella y que te sepa muy rica porque la Salmonella no altera el sabor. Si alterara el sabor nadie se pondría malo porque no se la comería”.

¿Quieres saber cómo evitar sustos con la comida? Te contamos 10 gestos básicos a tener en cuenta para comer seguro en casa o fuera de ella. ¡Coge papel y boli!

0 / 0
Manzanas

1/10 ¿Puedes comerte con seguridad un alimento si le quitas la parte que se ha estropeado?

La respuesta correcta es: deberías desechar todo el alimento ya que las micotoxinas pueden penetrar en él y no hay forma de saber qué cantidad deberías eliminar. Además, al quitar la parte estropeada podrías arrastrar las toxinas y contaminar las partes aparentemente sanas.

Mujer con plato de fruta

2/10 ¿Hay que lavar la fruta y la verdura aunque las vayamos a consumir sin piel?

La respuesta correcta es: debemos lavar las frutas y las verduras las consumamos peladas o sin piel. Si las tomamos sin la piel y no las lavamos, podríamos arrastrar con el cuchillo los microorganismos que puede haber en esta parte y llevarlos al interior.

Bolsa de espinacas

3/10 ¿Las ensaladas de bolsa hay que lavarlas antes de consumirlas?

La respuesta correcta es: no, si indican que ya están lavadas o listas para consumir. No mejoraremos su seguridad y hasta podríamos estar contaminando el producto con microorganismos presentes en las superficies que entren en contacto o incluso en nuestras manos.

Mujer con la nevera abierta

4/10 ¿Dónde debemos guardar la carne y el pescado crudo?

La respuesta correcta es: en uno de los cajones inferiores del frigorífico. Esta es la parte más fría del electrodoméstico, perfecta para colocar los alimentos crudos más perecederos. Además, si sueltan algún líquido no caerá sobre otros alimentos.

Tuppers en la nevera

5/10 ¿Hay que esperar que la comida se enfríe totalmente para guardarla en el frigorífico?

La respuesta correcta es: no, lo ideal es meterla cuando esté templada, pero nunca esperar a que se enfríe completamente. Si la metemos muy caliente, podríamos elevar la temperatura interior del frigorífico y esto supondría un riesgo bacteriológico. Si esperamos a que se enfríe por completo, estaremos dando más tiempo a las bacterias a reproducirse por el alimento.

Comida congelada

6/10 ¿Cómo hay que descongelar un alimento?

La respuesta correcta es: metiéndolo dentro del frigorífico y en caso de urgencia, calentándolo en el microondas. La primera es la opción ideal ya que la temperatura de descongelación no es peligrosa, es decir, no fomenta el crecimiento de bacterias, como sí sucede dejándolo a temperatura ambiente, y además el proceso de descongelación será lento, por lo que la calidad final del alimento será mejor. En caso de urgencia también se puede descongelar en el microondas siempre que se haga a baja potencia.

Comida en tupper

7/10 ¿Cuánto tiempo aguanta la comida cocinada en el frigorífico?

La respuesta correcta es: la podemos consumir con seguridad en los 3-4 días posteriores a su cocinado. Esperar más tiempo para tomarla entraña riesgos, aunque no huela ni sepa mal.

Fiambreras en la nevera

8/10 ¿Se pueden congelar los alimentos justo antes de ponerse malos?

La respuesta correcta es: No. Hay que congelarlos nada más atemperen. Conforme pasan los días los alimentos se llenan de bacterias y al congelarlos casi a punto de ponerse malos estaremos conservándolos con una alta carga de bacterias.

Carne poco hecha

9/10 ¿Es seguro cocinar la carne poco hecha o al punto?

La respuesta correcta es: si tomas piezas completas, como las chuletas y los entrecots, sí es seguro siempre y cuando su superficie haya subido por encima de los 71 ºC. Esto no se aplica a la carne picada ni tampoco a preparaciones elaboradas con ella como el tartar. Nunca se deben consumir ni pedir poco hechas. Consumir tartar es un acto de alto riesgo.

Plato de gambas

10/10 ¿Hay que evitar chupar las cabezas de las gambas?

La respuesta correcta es: sí, es donde más cadmio se concentra y este es tóxico para el riñón y el hígado. También produce desmineralización de los huesos y hay evidencia de que puede producir cáncer.

Estás a un paso de la intoxicación alimentaria

Mujer suspirando

Te avisamos: estás comprando todas las papeletas para pasarte una temporadita sin salir del baño. No descongeles el tupper en la encimera de la cocina, no chupes las cabezas de las gambas y reduce tu consumo de steak tartar o tendrás un susto de los gordos.

Anímate con este otro test y descubre cuánto sabes sobre las proteínas.

Te puede el no desperdiciar comida

Mujer brazo en alto

Congelas y descongelas a la perfección pero no terminas de planificarte bien y a la vez no quieres contribuir al desperdicio alimentario, por lo que te comes las partes no podridas de las frutas y platos que llevan en la nevera más de cuatro días. Estamos de acuerdo en que lo ideal es no desperdiciar ningún alimento pero no a costa de tu salud. Si te da pena tirar comida a la basura ¡aprende a planificarte y no compres de más! 

Anímate con este otro test y descubre cuánto sabes sobre las proteínas.

Los gérmenes tienen la batalla perdida contigo

Mujer levantando los brazos

Eres ultrapulcro, tu cocina y tu nevera están como los chorros del oro y sabes perfectamente dónde debe guardarse cada alimento, no te la juegas con frutas que se han estropeado y sabes que debes lavarlas lleven o no piel. ¡Enhorabuena, has ganado la batalla contra los gérmenes!

Anímate con este otro test y descubre cuánto sabes sobre las proteínas.

Vídeo de la semana